Viaja gratis

24 horas en Dunkirk: cultura, museos, gastronomía, y diversión

Qué ver en

  

Dunquerque, Dunkerque o Dunkirk es una ciudad portuaria francesa a tan sólo 10 kilómetros de la frontera belga.

Foco de diversas disputas e incluso asedios desde el siglo XVI, las dos Guerras Mundiales le hicieron bastante daño más que todo el resto de su historia pasada. Es conocida también por ser el punto de evacuación de soldados hacia Gran Bretaña en lo que se conoció como Operación Dinamo. De hecho, en la costa aún pueden verse algunos blocaos de la Segunda Guerra Mundial

La que fuera ciudad española está situada a orillas del Mar del Norte, Dunkirk es el escenario perfecto para perderse. Además es el punto idóneo para moverse entre Bélgica, Francia, Holanda e Inglaterra.

Las Dunas de Flandes por las que está rodeada la ciudad son un punto visitado y de bastante interés, es más, en 2010 fueron premiadas en el concurso EDEN como área de turismo y espacio acuático.

El Museo Portuario muestra la historia de la ciudad y de su puerto desde su época de pesca y comercio hasta la década de los sesenta del siglo XX, cuando Dunkirk se transformó en un foco industrial. Impresionantes maquetas de todo tipo de barcos e incluso tres navíos reales para ofrecer una particular y dinámica visita.

Dunquerke tiene además dos campanarios que han sido catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Uno de ellos, el Campanario de San Eloy, puede visitarse durante cualquier época del año.

Por otro lado, el Museo de Bellas Artes guarda colecciones que van desde el siglo XVI al XX y documentos que recuerdan el pasado de la ciudad. A la entrada del museo podremos admirar un panel de azulejos de Delft  que representa el bombardeo que sufrió el puerto en el año 1695.

El Coro de la Luz son un conjunto de 15 piezas creadas para el coro gótico de la Iglesia de San Juan bautista de Bergues, una mezcla de arte contemporáneo que choca con la arquitectura de la iglesia.

Una visita especial sería coger un barco en el puerto y que navegue mientras cenas en él. Puede ser lo que quieras, romántico, especial, divertido, interesante… En la playa podrás disfrutar de todos los deportes acuáticos que puedas imaginar y dar rienda suelta a la diversión en un catamarán, practicando vela o quizá windsurf.

Otros lugares de ocio son el Casino de Dunkerque Malo, es curioso, pero resulta que este casino es uno de los lugares más apreciados por los turistas que visitan la región. Así que atractivo no le faltará.

El Carnaval de Dunkirk es muy famoso y se organiza entre enero y marzo. Toda la ciudad se llena de colores alegres y sonrisas en medio de torbellinos de música y asombrosos disfraces. Para muchos es la mejor época para visitar la ciudad francesa.

Carnaval

Carnaval

¿La comida típica? Es un puerto, así que ya nos podemos imaginar; platos regionales a base de pescado y mejillones fritos. El restaurante Le Sens llamará tu atención tanto por la decoración como por su comida. Disfrutarás no sólo de la comida típica de Dunkirk, si no también de toda la cocina francesa.

Dunquerque, Dunkerque o Dunkirk… un destino excelente en Francia. Participa en este concurso y viaja al país vecino. Un día en Dunkirk no lo puedes dejar pasar. Historia, gastronomía, cultura, ¿qué más se puede pedir? ¿Una televisión gratis? Échale suerte y llévatela a casa.



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario