Viaja gratis

Así es tu piel, así tu pintalabios

Lo más viral, Sin categoría

  

Lo primero que debemos saber a la hora de elegir uno u otro tono de labial es sin duda el color de nuestra piel. Si tu piel es blanca acertarás con tonos rosas y rojos y si es más oscura con colores anaranjados y marrones.

labios

Si quieres estar perfecta ten siempre presente la relación entre tu piel y tu labial, una mala elección podría estropear tu look.  En cualquier caso no desesperes porque hay otros factores que pueden lograr que quede ideal ese color que tantas ganas tienes de llevar. Son variables como el color de tu pelo o el de los ojos. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer? Probarlos. Así sabrás a ciencia cierta qué gama de colores va más contigo.

Pero vayamos paso a paso. Lo primero que debes hacer es mirarte y catalogar tu no de piel. ¿Es blanca? ¿Morena? ¿Broceada? Después de estudiar tu piel plantéate para qué vas a utilizar ese labial que tanto te gusta… ¿es para ir a trabajar? ¿Para una cita? Si es para trabajar asegúrate de que sea un tono mate y más bien claro. Deja los tonos más fuertes para las noches.  También es importante que observes el tamaño que tienen tus labios, si bien es cierto que usando un pincel de labios podemos jugar un poco con el tamaño y, si fueran demasiado finos, darles una apariencia mayor. Para lograr un efecto natural utilizaremos un perfilador con el que daremos la forma deseada. Lo ideal es que uses un color lo más parecido posible a tu propio tono. Otra opción es jugar con el color, si buscas unos labios grandes y carnosos no dudes en usar colores  brillantes y claros. Si precisas de una sonrisa más fina utiliza colores oscuros. Bien, en definitiva tienes que tener en cuenta: Tu tono de piel, uso del pintalabios y tamaño de tus labios.  Pero ojo, no debemos olvidar otros puntos como el maquillaje que vamos a llevar o la ropa que nos pondremos. Busca la complementación y conseguirás un estilo glamuroso.

En cualquier caso, y siempre ante la duda, te dejo unos labiales de oro en relación al tipo de piel con el que seguro combinarán estupendamente.

Si hablamos de una piel CLARA…  Acertarás con tonos pasteles como el rosa pastel, el rojo cereza, el rojo intenso, algunos tonos de anaranjado o el coral.  Procura huir de colores oscuros que harán que tu piel se vea más blanca aún.

Si se trata de una piel OSCURA… ¡Tienes suerte! Te quedará bien prácticamente  cualquier tono, y digo prácticamente porque quizá los naranjas y rosas claros no sean del todo favorecedores.  ¿La mejor elección? Tonos intensos. Contrastará con tu piel. Buenos colores serían el fucsia, el rojo, el nude, el violín o el beige.

Si tu piel es más bien MEDIA… apuesta por tonos rosas amarronados. Triunfarás si eliges entre el rosa, el rojo, el nude, toda la gama de marrones o el granate.

¿Y de qué sirven tantos datos si no ponemos en práctica la información? Por si acaso no tienes labiales para practicar te propongo que participes en este sorteo online si ganas te puedes llevar un fantástico lote de maquillaje. Aunque no sé si debería decírtelo… porque eso hará que yo misma tenga menos probabilidades de ganar… lo dicho. No tengas miedo a probar con tus labiales, tu piel no siempre será determinante a la hora de elegirlo. Recuerda que factores como el pelo, los ojos, la ropa o el maquillaje con el que lo complementes pueden hacer que el último tono que elegirías te quede como a nadie.

Aunque no hace falta ser dermatólogo para saber cuál es tu tono de piel, puedo imaginar que algunas tendréis problemas para definirlo. Si así fuera, os dejo dos enlaces que quizá os sean útiles. Ahí os plantearán un par de trucos para dilucidar si vuestras pieles son cálidas o frías y decidir cuál son los colores fetiches de vuestro tono de piel.

Truquito 1

Truquito 2

 



Comentarios
  1. Feli castro: enero 31, 2014

    Mi piel es morena!! Asi es q me encantan los tonos marrones!!

Nuevo Comentario