Viaja gratis

Espejismos en Uyuni, un desierto de sal

América, Qué ver en

  

El salar de Uyuni, en Bolivia, es el mayor desierto de sal continuo del mundo y una de las mayores reservas de litio del mundo. A 3.600 metros por encima del nivel del mar, durante la época de lluvias las aguas cubren el salar y lo convierten en un espejo formando la imagen más increíble, pues no hay quien distinga la tierra del cielo.

La capa, que no es gélida ni resbaladiza, forma una enorme alfombra que apenas cuenta con puntos de referencia en un eterno espejismo.

Salar de Uyuni

Uyuni se encuentra en el Departamento de Potosí y se puede llegar en autobús o en tren. Allí encontraremos muchos hoteles, restaurantes y agencias que nos faciliten el viaje. Tiempo atrás Uyuni fue un importante foco minero y ferroviario, pero hoy en día es un lugar tranquilo que recibe turistas diariamente.

El Cementerio de Trenes, que se ubica a 3 kilómetros al sur de la ciudad de Uyuni, es una parada obligada para aquellos que visitan el salar. Al cementerio lo conforman decenas de vagones y locomotoras a vapor de principios del silo XX e incluso el primer tren de Bolivia.

A una hora de allí se puede visitar el Museo Arqueológico y Antropológico de los Andes, allí encontraremos varias colecciones fósiles locales a´si como cerámicas y momias.

Colchani, la llamada “Puerta del Salar”, es donde se concentra la cooperativa que extrae la sal. Podemos llegar en taxi, en bici, en camioneta o bien con un largo paseo. Allí veremos a las gentes que trabajan en este desierto blanco, un museo y un mercado que vende recuerdos hechos de sal.

Los meses de invierno son muy fríos, por lo que hay que llevar ropa bien abrigada y, en cualquier época del año, llevar gafas de sol que nos eviten daños oculares. En Uyuni no hay cajeros automáticos, así que hay que llevar dinero en efectivo. También es recomendable llevar agua, sobre todo en verano.

UYUNI

No están permitidos los guías externos y algunas empresas no incluyen algunos servicios adicionales tales como duchas calientes, agua para beber o entradas a ciertas áreas.

La cautivadora belleza del salar de Uyuni puede convertirse en un viaje más que espectacular, es uno de esos sitios que poner en la lista de lugares del mundo que visitar.

Paisaje insólito, extraño, surrealista; todo escenario que te dejará boquiabierto.

La temporada de lluvias, de diciembre a marzo, es la época favorita de los turistas para ir aunque los viajes pueden resultar algo más tediosos o incluso que no se pueda acceder a algunos sitios. No obstante, la razón fundamental por la que se prefiere esta temporada es porque es cuando la lluvia transforma el salar en ese espejo gigante del que hemos hablado antes. Los efectos ópticos que se producen allí no podrían ser mejores ni con un Photoshop.

Increíble, ¿verdad? Una fantasía del todo real. Y, ¿Quién dijo lejos? Participa en este concurso online y planea tu viaje al Salar de Uyuni.

 



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario