Viaja gratis

La naturaleza de la Patagonia

América, Qué ver en

  

Ganar viaje a conocer la naturaleza de la Patagonia

Licencia de Creative Commons

 

Con sorteos online tienes la oportunidad de ir a conocer un nuevo paisaje, en términos geológicos claro está, y es que ahora ya tienes la gran oportunidad de ganar un viaje para conocer y asombrarte con la naturaleza de la Patagonia.

Un lugar único en el mundo dónde la extrema aridez de la estepa se extiende desde el mar hasta los Andes, con un paisaje de un manto de rocas eruptivas y cantos rodados en el que dominan los pastos y arbustos de baja altura que parece que jamás se vayan a terminar, un paisaje que se extiende hasta el horizonte, a diferencia de los bosques andinos.

Así pues si tienes la suerte de ir a contemplar la asombrosa naturaleza de la Patagonia tendrás la ocasión de ver una flora diferenciada principalmente en dos sectores. La estepa patagónica y el bosque andino, que se diferencian por el régimen de lluvias, en el que la parte andina, la abundante lluvia permite el desarrollo de importantes bosques de variadas especies, mientras que en la estepa la casi nula precipitación sumada a los fuertes vientos impide la formación de bosques de importancia.

A lo que la fauna se refiere, la gigantesca península patagónica, patrimonio de la humanidad, no se diferencia mucho a lo largo de todos su territorio, tanto que las mismas especies en mayor o menor número se las encuentra a lo largo y ancho del mismo.

Puede eso sí que tengas la ocasión de poder observar al Choique, que es el avestruz patagónico, a los pingüinos de Magallanes  e incluso al emblemático Cóndor de los Andes, esto a lo que las aves se refiere, en cuanto a los mamíferos , nada como la emblemática ballena franca austral, el guanaco, los elefantes marinos del sur, los lobos de un pelo, los delfines oscuro, las tonina y orcas. Las toninas overas las puedes ver  desde el puerto o en breves excursiones. Además puedes  observar importantes colonias de aves y mamíferos en Cabo Blanco y Monte Loayza.

También puedes tener la gran ocasión de  ver a un reducido grupo de reptiles y anfibios como de peces de agua dulce, estos últimos amenazados por las especies de otros lugares que han sido introducidos por el hombre.

Ir a la Patagonia es por lo tanto un viaje a la soledad, a estar uno mismo que la naturaleza, a sentir y a gozarla en toda su plenitud. Nada que ver con viajes a ciudades como Viena que aunque se están modernizando y haciéndolas algo más amables con el entorno aún les queda un largo camino para que las personas puedan vivir en ellas y a la vez poder disfrutar de la naturaleza tanto como lo vas a hacer si viajas hasta ese rincón del mundo llamado la Patagonia.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en Facebook



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario