Viaja gratis

La BBC capta la mejor persecución del mundo animal: iguana vs serpientes

Lo más viral

  

El mundo animal siempre nos trae anécdotas de todo tipo, ¿la última? La BBC capta la mejor persecución del mundo animal: iguana vs. Serpientes. Dos minutos trepidantes que filmaron para el recuerdo en el programa ‘Planet Earth’. ¿No lo crees? Compruébalo:

 

La serpiente se acerca sigilosa, la iguana mira de soslayo y ve que no es una, ¡son unas cuántas las que hay detrás! Demasiado cerca, echa a correr y un montón de serpientes empiezan a reptar veloces tras ella. Algunas intentan cortarle el paso, pero la iguana hace un quiebro y las va esquivando. Todo pinta que se librará de una muerte dolorosa. Finalmente es alcanzada por una serpiente que permanecía medio escondida junto a unas rocas. Todas las demás se lanzan a envolverla, está perdida… Sin embargo, con un movimiento magnífico logra escaparse de sus captoras y continuar con su carrera hacia la supervivencia. Las serpientes, no obstante, no se conforman y siguen con la persecución a través de las rocas. Mordiscos al aire tan cerca, tan cerca, pero nunca en el blanco. Un último salto hacia la parte más alta de las rocas le valió un día más de vida en Isla Fernandina, en el archipiélago de las Galápagos.  

Sin duda el vídeo ha sido grabado de forma magistral y nos mete de lleno en la emocionante persecución. Unos están de parte de las serpientes y otros de parte de la iguana, ¿en qué bando estás tú?

Si quieres seguir disfrutando de escenas tan fascinantes del mundo animal estás de suerte porque, si hace una década la BBC revolucionó el mundo de los documentales, ahora vuelve con todas las nuevas tecnologías de su parte y una significativa inversión que nos permite visualizar imágenes de alta definición gracias a las cámaras de ultra definición y los drones.

 

5 persecuciones animales súper emocionantes

 

Gato contra perro: Vale, los perros contra gatos y gatos contra perros son un clásico pero este vídeo es especialmente divertido y emocionante.

 

 

Como vemos, el gato camina sigiloso, sin perder de vista al objetivo, que permanece quieto y a la espera de un posible ataque. ¿Cree el perrito que ese gato no se atreverá con él? ¡Por Dios! Está en su territorio. El minino continúa deslizándose con el lomo levantado, señal amenazante, el perro se incorpora, sabe que va a haber pelea. ¿O no? Unas miradas alrededor del gato y cuando menos se lo espera, el can se lanza a por él. No pudo cometer mayor error, el gato se zafá y se lanza a por él como poseído. El perro sabe que corre peligro así que echa a correr como alma que lleva el diablo, probablemente sin saber que es el propio Diablo quien le persigue muy cerca de sus talones.

 

Llama persigue a hombre: Unas carcajadas gracias a esta comedia romántica.

 

 

Una inofensiva llama juega con varios turistas. De pronto aparece un nuevo jugador, un tipo con camisa blanca. A la llama le debe de gustar porque se acerca rápido a olisquearle. Se ponen nerviosos, la llama y el hombre. Él empieza a corretear por el prado, da igual donde se ponga, ella le sigue intentando… ¿montarle? Se pierden entre los árboles… Una historia de amor imposible que nos hará desternillarnos de risa.

 

Monos persiguen a leopardo: Nunca te has cruzado con unos monos tan chungos.

 

 

De acuerdo, obviando esas primeras imágenes que no sabemos a cuento de qué están ahí, entramos en materia. Un solitario leopardo se acerca a la charca a beber unos sorbos de agua. Es el jefe en esa zona y no le importa estar rodeado de unos gritones monos. Algunos parecen decirle al leopardo: ‘¡Eh, tú! ¡Largo de aquí!’.  Los otros le corean y se unen, van a echarle de allí. Por fortuna para el leopardo, la evolución tuvo a bien concederle una velocidad de vértigo y unos instintos de depredador absolutos. Sabe que tiene que echar a correr porque son muchos y tienen los dientes muy, pero que muy, afilados. ¿Cuántos monos estarían persiguiéndole? ¡Parece un ejército! Todos se pierden entre la maleza, menos uno. Un pequeño monito que se queda mirando embobado hacia el verde durante unos segundos antes de seguir a sus compañeros. ¿La suerte del leopardo? Nunca la sabremos.

 

Pato persigue a niña: Como reza el mensaje del comienzo del vídeo: ‘No molestarás a familias de patos en vano’.

 

 

La típica niña rubia que ve un puñado de patitos y se cree que su mami no va a hacer nada por ellos. ¡Otro enorme error! Mamá pato no le permite ni acercarse a tocarlos siquiera, empieza a correr sobre el césped con el cuello estirado en dirección a la cría, no antes de indicar a sus polluelos que se muevan en dirección contraria. La pequeña sale despavorida mientras el pato alza el vuelo… ¡Cómo la pille se le enganchará en el pelo! Pero bueno, se conforma con hacer que se vaya y verla caerse torpemente.

 

Canguro persigue a golfistas: La venganza del canguro enojado porque habían ocupado sus tierras unos tíos con palos.

 

 

Al fondo vemos a un tipo con camiseta roja corriendo hacia la cámara. Se para y mira al fondo, señala… ‘Mira eso’. Y echa a correr otra vez. A lo lejos viene saltando un canguro… ¡Muy rápido! Se suben al carro, pero el canguro no se rinde y le sigue la pista. Nos quedamos con las ganas de saber cuándo se rinde el canguro o si los ahuyentados humanos volvieron a jugar al golf. ¡Creen su propio final!

Divertidísimo, ¿a que sí? Los animales nos traen muchas alegrías. Razón de más para protegerlos y cuidar sus entornos. ¿A que estáis de acuerdo?

 



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario