Viaja gratis

Qué ver en Oporto en 2 días

Europa, Qué ver en

  

Conocida sobre todo pos sus vinos, Oporto es después de Lisboa el destino predilecto por los turistas que visitan Portugal. Si quieres visitar la ciudad y todavía no tienes programados los días, aquí te dejamos qué ver en Oporto en 2 días.

Los orígenes de Oporto se remontan a antes del imperio romano. Oporto era una pequeña aldea habitada por habitantes celtas que empezó a hacerse conocida tras la creación del puerto de Cale.
En la actualidad el principal atractivo de Oporto reside precisamente en esa zona antigua, llena de historia y acontecimientos, donde cada una de sus calles y fachadas tiene algo que contar.

Qué Ver en Oporto en un fin de semana

A destacar de Oporto su casco antiguo, donde se encuentra la famosa plaza de la Libertad, donde se erige la estatua ecuestre del rey Pedro IV, construida a mediados del siglo XIX que tiene un tamaño de más de diez metros de altitud. Esta es sin duda la plaza más importante de todo Oporto y una de las más populares de Portugal. De hecho, gran parte del bullicio de la ciudad se encuentre entre esta plaza y los alrededores, donde se concentran la mayoría de restaurantes.

Pero, además de la plaza Pedro IV, también existen otros lugares de interés como por ejemplo la Rua de Santa Catarina, una calle peatonal también muy concurrida donde se encuentran lugares como la plaza de la Batalla, la iglesia San Antonio Congregados, el mercado de Bolhao, la Capilla de las Almas o la plaza Marqués de Pombal.

Si por el día podemos recorrer su casco antiguo, por la noche lo mejor que se puede hacer es darse un paseo por el famoso barrio de la Ribeira. Aquí están situados la mayoría de bares nocturnos y restaurantes con terrazas donde podrás degustar los platos típicos portugueses y escuchar sus famosos fados.

Museo del vino de Oporto

En la planta baja del almacén del Casi Novo se encuentra situado el famoso museo del vino de Oporto. La ciudad portuguesa de Oporto tiene una larga y dilatada tradición con el vino.

El museo del vino de Oporto está precisamente dedicado a su fruto más importante, el vino, y es que esta ciudad portuguesa no puede conocerse si no estuviera, como está, ligada totalmente al vino.

De hecho el comercio del vino provocó en la ciudad de Oporto un espectacular crecimiento tanto económico, cultural y social que la ha llevado a conocerse en todo el mundo como una de las capitales del vino. Este museo es un homenaje a las influencias y transformaciones que ha sufrido la ciudad gracias al vino.

Si eres un amante del vino, la ciudad de Oporto tiene que estar entre tus destinos predilectos, esta ciudad ofrece algunos de los mejores vinos del planeta, y en el museo del vino podrás descubrir un poco más sobre la elaboración de algunas de sus botellas.

Museo Nacional Soares do Reis de Oporto

Hoy hablaremos de uno de los edificios con mayor historia de Portugal, el Museo Nacional Soares do Reis, que fue mandado construir hacia 1795 con el fin de convertirse en la residencia de la familia Morais e Castro, acaudalados negociantes, que además poseían la fábrica Tirados de Ouro e Prata na Rua dos Carrancas.

Con su estilo neoclásico, rápidamente esta vivienda se convirtió en la más importante de Oporto, considerando además que su arquitecto, Joaquim da Costa Lima Sampaio, diseñó buena parte de la ciudad, y sus decoraciones fueron sencillamente inigualables, con los muros internos recubiertos por majestuosas alegorías y paisajes al fresco ejecutadas por pintores italianos.

Pero además, a lo largo de la historia el edificio ha sido ocupado por distintos personajes como: los duques de Wellington, el príncipe Guillermo de Nassau, el general Beresford o el General Soult entre otros muchos…

Con el paso del tiempo, y a excepción de estas visitas reales, el palacio comenzó a dejar de ser utilizado, especialmente a partir de la implantación de la República Portuguesa y el exilio real. No obstante, en el testamento dejado a su muerte, D. Manuel II determina la entrega del Palacio a la Misericordia, para que allí se instalara un hospital transformándose más tarde en un museo, el que hoy conocemos como Museo Nacional Soares do Reis.



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario