Viaja gratis

Singapur

Asia

  

Sorteo por internet visitar Singapur

Licencia de Creative Commons

Con concursos gratis se puede tener la suerte de ir a Singapur, una ciudad estado con costumbres diferentes a las nuestras, si no se quiere tener ningún choque cultural, ya va bien visitar París.

Así es muy importante no ensuciar las calles, en Singapur están muy orgullosos de tener un ciudad limpia, ni de cruzar una calle con el semáforo en rojo. Es muy posible ganarse una severa multa tanto por una acción como por la otra, hay que tener en cuenta que Singapur están muy orgullosos de ser un de las ciudades más limpias del mundo, si bien es cierto que con un sorteo por internet el viaje sale gratis, es mejor gastar ese dinero probando la comida de la ciudad, ya sea en restaurantes o en comida callejera, que no en una multa.

Aunque hay que tener especial cuidado con probar la fruta durián, considerada la fruta más apestosa del planeta. Tanto su gusto como olor son tremendamente desagradables, llegando a permanecer en el paladar durante largas e interminables  horas.

Eso sí se pida lo que se pida jamás  se le debe decir al cocinero que condimente más la comida. Los platos son deliciosos y ya vienen sazonados de ante mano, por lo tanto no es necesario ponerles más de nada, además es conveniente recordar que en Singapur se saben los reyes del picante, por lo que es aconsejable cuidarse mucho de platos con chili.

Otra forma de pasárselo bien en Singapur, aparte de ir de restaurantes comiendo lo mejor de la ciudad, es ir de tiendas, una buena manera de gastarse todo el dinero que uno no tiene pero que ha conseguido con un sorteo por internet. La variedad y calidad de los productos que ofrecen hacen perder la cabeza a cualquiera.  Por ejemplo, la popular calle Orchard tiene infinidad de centros comerciales y arterias con comercios que invitan al consumo.

En muchos centros comerciales de la ciudad hay multitud de lugares que hacen masajes a los pies, pero hay que ir con mucho cuidado porque todas las personas que estén dispuestas hacerse uno deben poder soportar el dolor al menos en los primeros minutos del masaje. Si se consigue la sensación de liviandad y relax es tal que uno se siente caminar en aire. En el supuesto caso que uno no quiera gastarse  el premio de concursos gratis con un masaje insufrible en los pies, puede hacerlo en un spa de peces, sumergiéndolos en una piscina llena de peces pequeños encargado de comerse la piel muerta, dejando los pies como los mejores pedicuros, al principio es extraño, pero como en todo, uno se acaba por acostumbrar.

Por muy atractiva que resulte la ciudad, la gente, templos, costumbre y forma de vida, es importante saber que no se debe fotografiar sin antes pedir permiso, recordando que hay que quitarse los zapatos al entrar en los templos y en no tutear a las personas cuando uno se dirija a ellos.

Por último y no menos importante Singapur es una ciudad segura para andar de noche, tanto para hombres como para mujeres, Además, hay mucho para divertirse en la noche. Principalmente, muy buenos clubes nocturnos, con buena música y tragos y, para el broche de oro, amanecer en la playa viendo el amanecer.

Así pues mientras se disfruta de los parques temáticos, las reservas naturales y las playas de veraneo, de los monumentos y templos de la ciudad con el puerto de mayor tráfico del mudo y con uno de los uno de los centros financieros más activos de la región, es bueno saber que hay cosas que se deben hacer para así disfrutarla más y otras tantas que es mejor evitar o por lo menos intentar no hacerlas.



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario