Viaja gratis

Un paseo por Praga

Europa, Qué ver en

  

Praga es una ciudad para “callejear” y gracias a ello se descubren lugares muy bonitos. Visitar Praga es un acierto ya que sus mágicas torres y su ambiente de cuento te hacen pensar que cada detalle está colocado en su perfecto lugar y con el máximo cariño. Un escenario que te transporta a la época medieval, un paseo imprescindible en Europa.

Lo primero que hay que ver es sin duda el más que célebre Reloj Astronómico de Praga, un reloj medieval construido en 1490 por un maestro relojero llamado Hanus. Las leyendas cuentan que, con la intención de que Hanus no pudiera volver a repetir su obra se le dejó ciego. Está ubicado en la Plaza del Ayuntamiento, en el centro de Praga.

El cementerio judío de Praga es otra parada necesaria en nuestra visita. A lo largo de tres siglos fue el único lugar donde se podía enterrar a los judíos en la capital checa. Según la primera lápida, se cree que se construyó en 1439. Debido a la falta de espacio en el terreno, se llegó a enterrar los cuerpos unos encima de otros. Se estima que puede haber más de 100.000 personas enterradas allí.

Cementerio judío

Cementerio judío de Praga

Otra de las visitas obligadas son las seis sinagogas, ubicadas próximas al cementerio judío. La sinagoga Pinkas está justo a la entrada del cementerio y es una de las más famosas de Praga. En sus paredes se hallan escritos los nombres de los más de 75.000 judíos checoslovacos asesinados por los nazis. La sinagoga Española, que se asemeja a La Alhambra de Granada, guarda exposiciones sobre la sociedad judía de las últimas décadas. Klausen posee una amplia colección de textos hebreos y la sinagoga Maisel otra gran colección de objetos judíos. La sinagoga Alta, que tiene dos plantas, tiene colecciones de tela y objetos de plata así como una tienda de recuerdos. La sinagoga Vieja-Nueva es la más antigua de Europa que continúe en funcionamiento y fue construida en 1270.

El teatro negro es un estilo dramática en el que los actores están vestidos con ropa negra y actúan sobre un fondo negro. Objetos iluminados y fluorescentes hacen que las impresiones que se producen sean alucinantes. Es el espectáculo más popular de Praga y hay varios locales en los que se desarrolla este estilo.

El Puente de Carlos es muy famoso tanto en Praga como fuera de las fronteras checoslovacas. Las estatuas colocadas a ambos lados del puente son en su mayoría copias, ya que las verdaderas se encuentran en el Museo Nacional.

Puente Carlos

Puente de Carlos

El campo de concentración de Tezerín, la Casa Municipal, la cerveza, el ambiente y un sinfín de lugares más harán del viaje una bonita experiencia, tanto para ir en familia como con amigos. ¿Te lo estás pensando? ¡Participa en este concurso y no lo pienses más! Podrás irte sin pensar en tu bolsillo.

Date un paseo de Praga y entra en una auténtica historia medieval.



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario