Viaja gratis

Turismo en la Costa Brava

Dónde Viajar

  

La Costa Brava está emplazada en el extremo nordeste de España y alcanza los 214 kilómetros. Pero, ¿a qué viene el sobrenombre de ‘brava’? Pues no es sino por ese paisaje abrupto que tanto caracteriza a esa zona, esas rocas fuertes donde rompen las olas. En algunos tramos podemos encontrar calas escondidas por una frondosa vegetación.

La Costa Brava se impone como destino favorito para muchas personas, ya no sólo de España, sino también de toda Europa. Esta situación deriva por el clima, la gente, la cultura y las modernas infraestructuras que se han ido levantando para la gran cantidad de viajeros que van pasando a lo largo del año por esta zona de la costa española.

cadaques costa brava

Tenemos un sinfín de actividades para realizar entre las que destacan el buceo y el snorkel. Los fondos marinos que podemos encontrar en la Costa Brava no tienen nada que envidiar a aquellos que vemos en las revistas de naturaleza.  Todo un mundo nuevo que descubrir  bajo el Mar Mediterráneo.

Pese a esa gran cantidad de turistas, vamos a dar con la auténtica paz. Cada uno a su rollo, cada quién con una sonrisa en su cara. ¿Es posible dar con calas vacías? Completamente vacías, disfrutarás como un niño.

¿Y lo mejor de todo? El calor. Porque no es un calor bestial que nos asfixie, es más bien un sol moderado que permite el paso de pequeñas corrientes de viento que devuelvan la vida a nuestra piel.

Y no hay buen turismo sin buena comida, ¿verdad? La Costa Brava es un punto gastronómico por excelencia y no es para menos ya que su situación geográfica cubre la mesa de necesidades. Podemos encontrar fantásticos restaurantes con completos menús por muy poco precio.

Dentro de la belleza de este lado de la Península, te recomendamos los siguientes sitios:

cadques costa brava

Cadaqués: Es un pueblo pesquero situado en el Cabo de Creus, foco de inspiración para muchos artistas, entre ellos Dalí, Picasso o Miró. El casco antiguo de Cadaqués es precioso y dejarse llevar por el laberinto que conforman sus calles toda una aventura. Desde el punto más alto del casco antiguo, junto a la Iglesia de Santa María de Cadaqués, obtendremos unas vistas bellísimas de la bahía del pueblo y el faro de la Cala Nans. Un lugar ideal para descansar y disfrutar a la par.

Figueres: Es una pequeña localidad que debe, en gran parte, su fama a Dalí. De hecho, aquí encontraremos el teatro museo del artista donde no solo descansan sus producciones artísticas sino también sus restos. El edificio que alberga el museo es tan fascinante por fuera como por dentro. Otro lugar de interés es el Museo del Juguete de Catalunya, inaugurado en 1982 y que posee más de cuatro mil piezas, muchas de ellas acompañadas de viejas fotografías de las mismas con niños.

Lloret de Mar: El turismo de alcohol y fiesta puede haber hecho que este bello pueblo pierda un pelín de encanto. Pero sigue siendo un enclave hermoso cuyas calas harán que nos olvidemos del mundanal ruido de las discotecas y los pubs. Además, se nos ofrecen un montón de actividades que podemos hacer en familia o con los amigos. ¡Ah!… ¿y el casco antiguo?  Una maravilla. Recomendación: Pasead y perderos.

lloret del mar costa brava

Tossa de Mar: La parte vieja de la ciudad, la Vila Vella, es sin duda un punto de gran interés para los amantes de la historia, pues se advierte el paso del ser humano desde antes de que los romanos alcanzaran Hispania. De la Tossa moderna descubriremos que fue cobijo de artistas e intelectuales. Todo un lujo de ciudad. Pero, a riesgo de ahogarnos en palabras sobradamente dulces y emotivas, debemos lanzar una voz en favor de esas playas silenciosas donde el sol arrastra los olores del tomillo y romero para entrelazarlo con las olas, regalando así al visitante no solo una imagen imperecedera en su memoria, sino también una sensación imperturbable para su corazón.

Parque Natural Cap de la Creus: Ninguna visita a la Costa Brava puede estar completa sin ir a este parque natural. Una gran belleza, una geología singular y la brisa marina colmarán al turista de una profunda sensación de bienestar.

Si quieres visitar más de un pueblo o localidad, lo mejor será que te lleves el coche. Moverse con los autobuses puede ser un auténtico aburrimiento y resultarnos muy pesado. Además de que no podremos dispones de nuestro tiempo libremente. Otra buena idea es que recorras la Costa Brava pasando por sus diferentes campings y metiéndote de lleno en su lado más salvaje y natural.

¿Te animas a irte estas vacaciones a la Costa Brava?

 

 

Fuente imágenes: Wikimedia y Ayuntamiento de Cadaqués



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario