Viaja gratis

Cómo viajar gratis: La guía definitiva

Consejos Viajes

  

Consejos sobre cómo viajar gratis: La Guía definitiva

Es importante que seamos realistas si pensamos en cómo viajar gratis o al menos prácticamente gratis. No podemos esperar ir en lujosos yates, comer en platos de oro y pasear a caballo por los Campos Elíseos. (Puede que ocurra, quién sabe, pero no es lo normal). Para hacernos a la idea de cómo trabajar nuestro espíritu antes de emprender el viaje tenemos algunos consejos.

El primer consejo que te vamos a dar es que participes en el sorteo de un viaje gratis valorado en 1.500€. Es fácil sólo tienes que rellenar el formulario y dejarlo todo en manos de la Diosa Fortuna. 

 

comoviajar-gratis

¿Cómo viajar gratis? 

¿Es posible viajar gratis? Lo es. Sin embargo, requiere de un esfuerzo mayor que si simplemente compramos nuestros billetes y reservamos el hotel. Viajar gratis requiere trabajo y dedicación y algún que otro sacrificio. Pero, quien lo prueba acaba por preferir este estilo de viajero por encima del de el turista típico.

¿Estamos dispuestos a saber todos los secretos sobre cómo viajar gratis y a ponerlos en práctica? Pues este es el sitio que andabais buscando.

Para ir abriendo la mente…

El tiempo es tuyo: Retirar de nuestra mente que el tiempo es oro no es nada sencillo, pero es algo básico para conseguir reducir nuestros gastos. Vamos rápido a cada lugar para ahorrar tiempo y para lograrlo nos montamos en los transportes más veloces… ¿Y si el tiempo fuera nuestro? ¿Y si no hubiera metas? En vez de comprar billetes de avión o tren podemos ir en bici, caminando, haciendo autoestop… Cunado más lento sea nuestro medio para viajar más barato será. 

Limita tus necesidades: Una vez sales del resguardo del hogar te das cuenta de que no necesitas la gran mayoría de las cosas que tienes. Necesitamos un techo, agua limpia, comida y, casi siempre, compañías viejas y nuevas. Te sorprenderá la de veces que puedes conseguir estas cosas de forma gratuita.

Investiga: Cuando dicen eso de 'ya está todo inventado' hay mucha parte de razón. No hay ideas, sueños ni problemas por los que no haya pasado antes algún ser humano y que, por tanto, no haya dejado referencias sobre el mismo. ¿Qué queremos decir con todo esto? ¡Pues que seguro que hay alguien que ha realizado la ruta que pretendes hacer o muy similar! Aprovecha esa situación e investiga en la red las experiencias de estos viajeros. Léelos y empápate bien de su veteranía, eso te servirá para no cometer los mismos errores y pensar en nuevos horizontes. 

Comida: Para disfrutar plenamente de cualquier lugar hay que pasar necesariamente por su gastronomía. Es lógico pensar que esto nos va a suponer un desembolso exagerado pero no tiene porqué ser así. Dependiendo del lugar al que vayamos podemos encontrar gente local que nos invite a comer en sus casas, puestos callejeros y, ¿por qué no? Un fantástico supermercado en el que comprar lo indispensable para estar sano y continuar nuestro emocionante viaje low cost total.

Dinero: Viajar gratis no implica ir con la cartera llena de pelusas. Pero es un asunto delicado llevar encima demasiado dinero ya que podríamos perderlo o sufrir un robo y, evidentemente, eso le estropea el viaje a cualquiera. Lo mejor que podemos hacer es averiguar con qué cajeros automáticos podemos contar y cuánto nos va a costar la gracia de tener que sacarlo. Por otro lado, procura ir siempre con dinero en efectivo, aunque, como hemos dicho, sin sobrepasarse.

 

Diferentes formas de hacerlo

Hay muchas formas de viajar gratis y seguro que alguna está diseñada a tu medida. Para ir abriendo oportunidades, vamos a ver las más interesantes y conocidas.

Enseñando español: Teniendo como lengua materna uno de los idiomas más hablados del planeta no podemos dejar escapar esta oportunidad. Hay muchas personas a lo largo y ancho del mundo con interés por saber desenvolverse en español y nosotros estaremos encantados de enseñarles. Actualmente no hay titulaciones para acreditar a profesores de español (y esperemos que continúe así) y con ser nativo de un país de lengua española ya tenemos prácticamente el camino hecho.

Como voluntario: No puede haber mejor manera de viajar gratis que haciendo algo positivo por el mundo en el que vivimos. Hay cientos de asociaciones, ONGs y plataformas que buscan voluntarios en cualquier parte del globo. En www.wwoof.org encontramos granjas que ofrecen alojamiento y comida a cambio de trabajo. Las ofertas varían de tiempo y podemos dar con trabajos de una semana hasta algunos de varios años. Sin duda es una experiencia única. Otra opción que traemos al blog viene ofertada por www.svp-uk.com. Se trata de un programa de voluntariado de Sudán para enseñar inglés en escuelas o universidades. Aquellos que se apuntan sólo tendrán que pagar su billete de avión, el resto de gastos, así como una retribución por su labor, serán cubiertos.

Como peregrino: El conocido Camino de Santiago es una ruta que han recorrido y recorren caminantes del mundo entero para llegar a Santiago de Compostela, donde se reverencian las reliquias del Apóstol Santiago. No hace falta ser un fiel creyente, ni siquiera ser creyente, para hacer este camino. Es una aventura en la que dormiremos bajo mantos de estrellas, comeremos con otros peregrinos en los campos, conoceremos a nuevas personas y seremos acogidos por los locales. No hay un único Camino de Santiago, lo que otorga mucha libertad. Los caminos más famosos son: el Camino Vasco, des Irún. El Camino inglés, desde Ferrol. Camino Francés, desde Somport o S. Jean Pied de Port. Camino Primitivo, desde Oviedo. El Camino Portugués, desde Tui. Camino Catalán, desde Monstserrat.

 

guiaviajargratis_opt (1)

Como fotógrafo: No sólo hay que ser amante de la fotografía sino también ser capaces de encontrar el encuadre perfecto para que un paisaje cualquiera exponga su belleza más oculta. Vale, ¿y luego qué? Pues, después, nos dedicamos a vender nuestras hermosas fotografías a los bancos de imágenes para que algún medio compre nuestros derechos sobre ellas. El banco de imágenes se encargará de facturar, relacionarse con los clientes, etc. Nosotros sólo tendremos que abrirnos una cuenta en Paypal.

Como aupair: De sobra es conocido el mundo de los aupair. Jóvenes que son recibidos en familias con hijos, a los que tendrán que cuidar. Además, a veces tienen que hacer las tareas domésticas, pero todo se puede negociar. Esta forma de viaje tiene un triple beneficio: Viajamos, ganamos dinero y además aprendemos idiomas (habitualmente inglés) con mayor velocidad.

 

Cómo conseguir vuelos gratis

Eso sí que parece un imposible. Pero de los de manual. ¿Conseguir vuelos gratis? ¿Qué locura es esa? Queridos amigos, es perfectamente posible. A través de los programas de viajeros frecuentes se nos ofrece esta oportunidad de viajar gratis. Dichos programas no son otra cosa que una línea de estrategia de marketing de la que se valen las aerolíneas para fidelizar a sus clientes de forma que, cada vez que viajemos, elijamos esa compañía por encima del resto.

Es raro encontrar aerolíneas que no cuenten con su propio programa de viajeros frecuentes que, básicamente, funcionan de la siguiente manera: El cliente se registra gratuitamente en el sitio web de la aerolínea elegida y ésta le asocia un número de socio o viajero frecuente. Desde entonces, cada vez que se compra un billete con esa compañía se anota en la compra el número de socio. Después de hacerse efectivo el vuelo, se reciben una cantidad determinada de puntos (o millas) en la cuenta. Y serán esos puntos los que se canjearán por vuelos gratuitos que pueden incluso ser en primera clase.

 

guiaviajargratis_opt (2) (1)

Eso sí. Como vemos, para volar gratis previamente hay que invertir en viajar en una compañía concreta. Y eso requiere, además, un poco de tiempo para conseguir acumular un buen número de puntos. Así, que, entretanto, ¿qué vamos a hacer? Pues lo que es obvio… ¡ENCONTRAR VUELOS BARATOS PARA VIAJAR (CASI) GRATIS!

¿Conoces las claves y trucos necesarios para conseguir los billetes más baratos posibles? Si la respuesta es no, has llegado a las líneas que más feliz te van a hacer. Si la respuesta es sí… ¿estás seguro de conocer cada secreto? ¡Vamos con ese repaso!

 

  • Flexibilidad con las fechas: Sin duda es uno de los aspectos más difíciles de cumplir ya que la mayoría de la gente tiene un trabajo en el que presentarse cada día. Pero si podemos saber nuestras vacaciones con antelación y disponemos de varias semanas de libertad, podemos montar un buen viaje con una relativa flexibilidad.
  • Ciao, ciao, temporada alta: Ir a Londres en Navidad, a París en San Valentín y a Mykonos en verano y a esquiar a Suiza en invierno es temporada alta. Es el momento en el que todo el mundo quiere ir a esos sitios en esos momentos. ¿Pero es que acaso París es más fea en marzo? ¿O no te puedes bañar en las playas de Mykonos en septiembre? Esto no quiere decir más que seamos flexibles también con los destinos. Incluso hay algunos buscadores que nos permiten elegir la opción ‘cualquier lugar’ y nos proponen destinos baratos en los que, seguramente, ni habíamos reparado. Lo que no los hace menos interesantes o hermosos.
  • Momento de compra preciso: Hay momentos para comprar y volar que resultan más baratos o más caros. Para sacar provecho de esta situación sólo hay que saber cuáles son esos momentos precisos e intentar adaptarnos a ellos. Veamos, el día más barato para comprar son los martes en torno a las 15.00 horas. Es entonces cuando los billetes bajan más de precio. A la hora de emprender el viaje, los sábados son los días más caros para montarse en un avión, mientras que los martes (de nuevo) suelen ser los días más baratos para volar.
  • El metabuscador te hará feliz: Los metabuscadores se caracterizan por repasar absolutamente todas las ofertas disponibles teniendo en cuenta los filtros que has marcado.
  • Desde España… Si salimos desde España lo barato pasa casi de forma obligada por Madrid o por Barcelona. Según de donde seamos o lo que nos interese nos tendremos que desplazar a una ciudad u otra y, frecuentemente, merece la pena mucho.
  • Bon voyage vuelos directos: Aparte de las pinceladas de idiomas que estamos dando es bueno saber también que los vuelos directos se pagan y, a menudo, caro. Jugar con los distintos aeropuertos, especialmente si estamos en Europa, donde hay tropecientos mil, puede suponernos un ahorro muy importante. No debemos tener miedo a pasar unas horas de más en cualquier otra ciudad, si hay suerte podemos aprovechar el tiempo para visitarla.
  • Alertas por correo electrónico: Los buscadores, metabuscadores y hasta las compañías aéreas tienen boletines de noticias con ofertas, tarifas especiales, nuevas rutas o cambios en los precios de un vuelo concreto que nos pueden interesar.
  • Reserva con la CORRECTA antelación: Hay estudios que nos pueden ayudar a conocer cuál es la antelación correcta con la que tendremos que adquirir los billetes de avión que pretendemos. Aunque la media está entre las 3 y 5 semanas, a veces hay destinos más caprichosos con los que notamos una diferencia de precio nada desdeñable.

 

Alojamiento gratis…o casi

Parece de locos que uno pueda irse a cualquier parte del mundo y encontrar alojamiento gratuito o a precios irrisorios. Pues es posible y nuestra misión de hoy es mostraros cómo podemos hacerlo. Eso sí, no podems garantizar que sea un proceso sencillo pero… Al que algo quiere, algo le cuesta. ¡Tomen nota!

 

como-viajar-gratis (2)

 

AirBNB: Es posible que os suene el sistema no gratuito de alojamientos que consiste en que ves un piso, apartamento, etc. en su página web y lo alquilas durante los días que desees. Los filtros que proporciona son todo un lujo pero lo que nosotros vamos buscando es viajar gratis y ahora puedes lograrlo hasta con AirBNB. ¿Cómo? Pues es tan sencillo como jugar con las recomendaciones. Cuando uno se registra en la web recibe entre 17 y 31 euros de regalo para alquilar en tu próximo destino. Cuando tu perfil está correcto puedes ir compartiendo con tus amigos para que hagan lo mismo. Cada vez que uno nuevo se apunte al carro gracias a ti ambos recibiréis más dinero para viajar gratis.

Couchsurfing: Se ha hecho bastante famoso en los últimos tiempos y se ve desde el punto de vista de un intercambio cultural. Funciona de la siguiente manera: Nos vamos a la casa de alguien a dormir. Quizá nos ofrezca un sofá o un perfecto dormitorio con cama de matrimonio, pero no le pagaremos nada, será absolutamente gratuito. La relación funciona como una breve convivencia entre personas desconocidas con ganas de relacionarse con gente de otros lugares y de aprender sobre sus culturas. A cambio nunca está demás ser amable o incluso proponer una cena típica de nuestro país o nuestra ciudad. Eso sí, lo suyo es que sepas cómo se prepara el plato, ¡no vaya a ser que te saque a ti y a tu paella dura por la ventana! Me estoy imaginando una sopa azul a lo Bridget Jones… Para partirse de risa. En cualquier caso hay que prepararse mentalmente de que uno se puede encontrar con un apartamento sacado de una revista de decoración como con un desvencijado sillón.

Granjas ecológicas: Lo cierto es que es un plan que cada vez se lleva más a cabo y muchos jóvenes se apuntan a eso de convertirse en ‘farmers’ durante algunos meses. Se trata de trabajar como agricultor o granjero a cambio de alojamiento y comida. Os sorprendería la de sitios en los que realizan estos trueques y por norma general no hay quien salga de allí sin ganas de repetir. Si quieres perfeccionar el inglés y vivir aventuras es una de las mejores propuestas que existen. Además, existen organizaciones que pueden ayudarnos a vivir esta aventura con el mínimo coste y te ofrecen largas listas de granjas a las que acudir. No hay mejor manera de costearse unas buenas vacaciones.

Voluntariado en albergues: Los albergues no son siempre como nos los pintan. No son hoteles de lujo pero si pueden estar francamente bien. La idea es que te prestes a ayudar en el albergue que te guste a cambio de comida y alojamiento. De esta forma podrás prolongar tu estancia allá donde estés con un gasto cero.

Aupair: Ya hemos mencionado antes un poco el tema de los aupair, pero profundicemos un poquito más en este méotodo. Se ha puesto muy de moda en los últimos años y hay razones de sobra para que así haya ocurrido. Ser aupair consiste en que acudamos a un hogar en el que cual tendremos que trabajar realizando las tareas del hogar, aunque habitualmente se limita a cuidar a los niños, llevarlos al colegio, darles de comer, hacer con ellos los deberes, jugar… No es un trabajo horrible, ¿verdad? A cambio de nuestros servicios tendremos una habitación (en la misma casa en la que trabajamos), comida y un sueldo. No es que con esta retribución vayamos a alcanzar el costo de vida de las Kardashian, pero es algo con lo que podemos contar para seguir moviéndonos por el país en el que estemos y descubrir nuevos sitios. Además, no habrá gastos en comida ni techo… Todo será integro para lo que queramos. 

 

Transporte gratuito… o casi

 

como-viajar-gratis (1)

 

Pues sí, también es posible desplazarse con lo mínimo o incluso sin pagar nada y nosotros estamos para presentarte todas las propuestas que conozcamos. ¿Empezamos?

Blablacar: No es gratuito pero sí que es barato. Fundamentalmente consiste en compartir el trayecto con alguien que posee un coche y quiere ir al mismo destino que tú o a los alrededores. Blablacar es el más conocido en Europa pero hay un buen número de opciones como ‘Amovens’ o ‘Viajamos Juntos’. A veces nos encontramos con gente que se piensa que su coche es una limusina y nos proponen precios que te dan ganas de preguntarles si, efectivamente, su coche es una limusina. Sin embargo, la mayor parte de las personas que participan en estas plataformas entienden que es un método de compartir gastos, no de sacarse un sobresueldo.

Tripulante de barco: ¿No es una idea genial viajar en barco formando parte de su tripulación? Para los amantes del mar es fantástica esta opción porque te vas moviendo por diferentes lugares a la vez que trabajas, además de tener las necesidades básicas como comida y techo cubiertas. Hay algunas webs en donde podemos encontrar ofertas como ‘Crewseekers’. ¡Levanten anclas!

Aviones: Aquí hay que esforzarse un poco para conseguir buenos precios o incluso gratuitos. Si eres un viajero empedernido deberías tener perfil en los programas de viajero frecuente o millas. A través de éste podrás ir acumulando puntos que luego canjear por billetes gratuitos. Por otra parte, es interesante que estemos subscritos a las ofertas de diferentes aerolíneas, las cuales nos enviarán promociones.

Metabuscadores: Son webs como Skyscanner o Momondo que, dicho sea de paso, desde nuestro punto de vista son los mejores. Estos metabuscadores comparan con una enorme rapidez diferentes trayectos y te muestran las propuestas.

Autostop: Cuidado porque no en todos los países es legal pero, allá donde lo sea, levanta el pulgar, regala unas cuantas sonrisas y súbete. Eso sí, no debemos ser irresponsables y hay que medir quién y en qué estado va. No es igual subirse con una familia que con el que te has tomado 10 cervezas antes.

Bicicleta: Puede sonar raro e incluso como una locura pero es posible y puede resultar muy cautivador. Hacemos ejercicio, nos movemos gratis y vamos a nuestro aire. Las rutas te las planificas tú y no tienes más metas que las que tu propia mente te implante.

 

Como vemos es muy posible, mejor dicho, muy real el hecho de que se puede viajar gratis. Hay que ‘montárselo’ muy bien, es verdad, pero se puede hacer. La planificación es fundamental ante todo. Y vosotros, ¿habéis hecho algún viaje gratis o low cost? Si es así no dudéis en contarnos vuestra experiencia y aportar vuestros puntos de vista. ¡Cuánto más compartamos, mejor!

Lo dicho, si realmente quieres viajar gratis participa ya en el sorteo de un viaje gratis valorado en 1.500€. Si no lo pruebas, seguro que no lo consigues.

 



No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario