Viaja gratis

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan

Consejos Viajes

  

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan
Rate this post

La ciudad de Roma es un entorno que se ahoga en historia y que guarda retales de mitos y leyendas por cada una de sus esquinas. Sin embargo, la Ciudad Eterna tiene, en este nuestro siglo XXI, un buen número de trampas para los visitantes que pueden hacer que su viaje caiga en lo más bajo de su ranquin personal. ¡No os desilusionéis! Hemos hecho una lista con las 10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan para que vayáis sobre avisados.

Algo que nunca fracasa son nuestros sorteos y regalos, ¿o qué te parece un iPhone 6 nuevo o un viaje gratis de 1500€?

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan:

Te ofrecemos la posibilidad de ir a visitar esta ciudad tan maravillosa e histórica completamente gratis. Esto es si ganas este sorteo viaje y decides gastar tus 1500€ en un viaje a Roma, ¡por qué puedes viajar a dónde quieras!

  • 1. Los carteristas: Estos individuos no son únicos de Roma. Aparecen de la nada en todas aquellas ciudades donde haya algo que visitar, en todas las plazas en las que se reúnen los vecinos y turistas. En Roma, se colocan en las estaciones más transitadas y, con una habilidad espantosamente desarrollada, meten sus manos en nuestros bolsillos, bolsos y mochilas y nos sacan hasta el ADN. La conocida línea de autobús 64 es famosa no sólo porque recorra los principales monumentos de la ciudad, sino porque sus transportes están llenos de ladronzuelos. Para que no fracase el viaje por culpa de los carteristas procura llevar siempre tu mochila o bolso por delante. Si puedes utilizar uno de esos monederos que se pegan al cuerpo y se llevan por debajo de la ropa, tanto mejor. E intenta dejar el pasaporte, billetes y demás documentos en la habitación de tu hotel.

 

  • 2. Restaurantes de pena: Pasa mucho más de lo que uno quiere imaginar. Italia es famosa por su gastronomía, pero en su capital los turistas sufren de pequeñas estafas. Cuentas súper caras por comidas recalentadas, hinchazón de precios, mala atención… Para empezar a evitar esto debemos negarnos a comer en los ‘restaurante camión’, pequeñas furgonetas desde las que preparan y sirven comida. Ofrecen productos con una calidad pésima por unos precios muy caros.  Antes de sentarte a comer en cualquier sitio pregunta por el menú y si el iva va incluido. Si observas que la factura está muy abultada no dudes en amenazar con llamar a la policía, verás que rápido la ponen como corresponde. Y por último, y más importante, intenta no comer en lugares turísticos,  cuanto más alejado estés más delicioso y a precios más lógicos encontrarás la comida.

 

  • 3. Los questuani: Estas personas no son un problema que nos lleve a odiar Roma, pero sí pueden resultar muy molestos. Se trata de gente que van disfrazados de centuriones o gladiadores y que quieren hacerse fotos contigo, otros que te dan una charla, otros que te ofrecen peluches o flores… ¿La finalidad? Pedirte dinero. No podemos evitarlos directamente. Nos vamos a cruzar con alguno de ellos en cualquiera de los grandes monumentos. Sin embargo, si hacemos caso omiso a sus peticiones, continuando nuestro camino sin volver la cabeza, no nos perseguirán. No es muy educado, pero sí práctico.

 

10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan (2)

 

  • 4. Aeropuertos: Tenemos dos aeropuertos en Roma: Fiumicino, que está a 30 kilómetros del centro. Y Ciampino, a 15 kilómetros. Por cuestión de comodidad, precio y cercanía Ciampino es la mejor elección. No obstante, únicamente pasan aviones de aerolíneas low cost. Ten cuidado con los taxis porque te asfixiarán la cartera.

 

  • 5. Mejor época para ir a Roma: Es una ciudad que merece la pena visitar en cualquier momento. Siempre está bella, pero si no quiere que tu viaje a Roma fracase piensa mucho el ir en Semana Santa. El Vaticano se vuelve intransitable y las calles se llenan de peregrinos que arden en deseos de ver al Papa. Por otro lado, el mes de agosto el calor apalea mente y cuerpo y los días se hacen un poco desagradables.

 

  • 6. El tiempo vuela: Ver Roma lleva su tiempo y no es un viaje que hagamos todos los días, por lo que te recomendamos que vayas con calma por aquellos lugares que más te interesen o llamen tu atención. ¡Pues no hemos oído veces a algunos quejarse de que apenas si vieron el Coliseo! Disfrútalo.

 

  • 7. Tráfico: Debemos ser muy cuidadosos con el tráfico en Roma. Los conductores van como locos y prácticamente creen que las señales de tráfico son recomendaciones en lugar de normas. ¿Exageración? Cuando llegues lo verás. Olvídate de alquilar la Vespa y recorrer la ciudad porque si ya es una complicación cruzar la calle imagínate conducir.

 

  • 8. Acoso  a las mujeres: En los últimos tiempos han salido a la luz las experiencias de muchas mujeres que se quejan de que, durante su estancia en Italia, fueron acosadas sin descanso por los hombres. Esta situación no suele implicar intenciones violentas, aunque no por ello deja de resultar desagradable. 10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan (1)
  • 9. Sensación de turismo prefabricado: Los romanos han hecho de las zonas de interés cultural de su ciudad auténticas minas de oro. Todo el centro parece estar hecho para los turistas, quienes se agolpan en los mismos sitios con las mismas posturas para hacerse las mismas fotografías. Si te quedan ganas, te recomendamos que salgas de ese círculo y te pierdas por las calles más desconocidas, ahí será cuando te enamorarás.

 

  • 10. La suciedad: Roma es una urbe muy sucia y no es de extrañar encontrarse con papeleras rebosantes, jardines llenos de bolsas… Bien por la falta de civismo, bien por los entresijos de las empresas de limpieza  o por un conjunto de ambos. Esto hace desmerecer algunos de los bellos escenarios que nos regala la historia. Lo malo de esto es que simplemente nos asqueará y lo comentaremos con nuestros amigos y familiares, pero no podemos hacer absolutamente nada contra ello.

 

Ten en cuenta estos diez puntos y tu viaje a Roma no fracasará, si no que será un auténtico éxito entre tus vivencias y viajes. ¡Arrivederci!



Explota los globos y gana!


No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario