Viaja gratis

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán

Lo más viral

  

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán
Rate this post

Las fiestas navideñas se solían relacionar con la familia pero, sobre todo, con la juerga. Los amigos son indispensables para fechas tan señaladas porque hacen que sean días más dulces. Sí, eso era antes, pero empiezan a pasar los años y lo que vamos buscando es una juerga diferente. Qué sí amigos, que os seguimos queriendo, pero uno empieza a querer beber vino, quedarse el domingo haciendo ‘sillón boll’, cenar en buenos restaurantes, participar en juegos… Vamos, lo que va siendo una pareja. Sabemos dónde encontrar a la perfecta… Y no sólo eso, te damos 15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán. Recuerda que estamos sorteando un iphone 7!

 

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán (2)

 

¿Por qué casarte con un catalán?

  1. Saben venderse muy bien: O es que no habéis escuchado nunca eso de ‘Nosotros tenemos la misma capacidad cultural de Madrid y, además, playa’. Es algo innegable que el catalán o la catalana saben cómo tienen qué decir las cosas para que no hagas por menos que darles un voto de confianza. ¿Qué te quedas sin mesa en el restaurante? Tu novio catalán hará que te pongan una.

 

  1. Te va a llevar a playas de catálogo: Las playas de la Costa Brava son para abrir la boca y no volver a cerrarla jamás, pero un catalán te llevará a las que vemos en fotos y a esas que no tanto. Esas en las que te quedarías a vivir el resto de tu vida.

 

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán (1)

 

  1. Tendrás casa en Cataluña: ¡Ojo! Que es un valor al alza porque desde ahí a Andorra y sus pistas de esquí es un ‘paseo’. Además, podrás irte en cualquier fecha sin que te saquen los riñones en un hotel y moverte por la comunidad del pan tumaca.

 

  1. (PELIGRO TOPICAZO) Aprenderás eso que llaman ahorrar: No son tacaños, son austeros. Y seamos sinceros, tener un buen colchón para cuando llegan las vacas flacas es asegurarse no sufrir de estrés.

 

  1. Sabrás lo que es el romanticismo de verdad: Pasa de San Valentín y apúntate a Sant Jordi. De hecho, aún no sabemos porqué en el resto de España no adoptamos esta hermosa fiesta catalana y sí acogemos la fiesta de San Consumismo exacerbado. En primer lugar, es un día cultural ya que los escritores recorren Barcelona firmando libros y las parejas en busca de la historia perfecta para regalar a su media naranja. En segundo lugar, las calles se llenan de vida en San Jordi, de vida de la buena, de la que hace sonreír sin razón aparente. Y, en tercer lugar, pero no menos importante, es un día especial, una excusa para salir a cenar a un local y deshacerte en carantoñas con tu amado o amada. Sí, señor, una fiesta de las letras y el amor sin comparación. ¡Viva Sant Jordi!

 

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán_opt (1)

 

  1. Una cultura diferente: Como cada Comunidad Autónoma de este gran engranaje que conforma nuestro país, Cataluña tiene su propia idiosincrasia, su aquél como dirían algunos. Lejos de meternos (ni desearlo) en politiqueos, podemos afirmar rotundamente que la cultura catalana es para conocerla a fondo y dejarte llevar por sus fiestas, su idioma, su tierra… Y no hay manera mejor de hacerlo que de la mano de un catalán que te enseñe hasta lo más profundo de su cultura. ¡Y es que cada región tiene además sus pequeños placeres que la hacen única a la otra!

 

  1. El acento: Por alguna razón el acento andaluz siempre ha sido el que se llevaba a todos por delante con ese (otra vez ese aquél) tonito tan seductor. Pero ¿qué me decís de ese acento tan cautivador catalán? ¡Si además frunce el ceño de vez en cuando ya es para volverse loco! Ten cuidado, porque se te pegará tan rápido que cuando vayas a casa tus padres se quedarán a cuadros.

 

  1. Ardientes: Por mucho que digan que son súper europeos (suelen jactarse de que son lo más europeo que hay en España) son mediterráneos; y eso significa que llevan la pasión en la sangre, pese a quien le pese, es así. ¿Cómo no te vas a enamorar de un apasionado catalán? (Pídanme un par, si us plau).

 

  1. Gastronomía: Vale, obviamente todos los catalanes y catalanas no saben cocinar como sus abuelas. Pero sí que sabrán llevarte a aquellos lugares dónde siguen manteniendo esas recetas típicas tan sumamente deliciosas. ¿No sabes mucho de la gastronomía catalana? Lo resolvemos en un momento, esto es lo que no puedes perderte bajo ningún concepto: 

 

  • Pan amb tomaquet: Tradición y sencillez harán que se te derrita la boca de puro placer. No sé qué demonios harán con el pan o si es que se lo baja San Pedro desde el Paraíso, pero está realmente bueno.
  • Crema catalana: A ver, no querríamos empezar por los postres, pero es que la crema catalana lo merece mucho. Base de yema de huevo coronada con azúcar caramelizado. Una combinación exquisita de suave y crujiente.
  • Fricandó: Carne en finas lonchas con setas y salsa, por lo que recomendamos encarecidamente que estéis acompañados de un buen trozo de pan para rebañar hasta la última gota.
  • Caracoles: Para algunos será un paso complicado eso de lanzarse a probar los caracoles, pero una vez los coman tendrán que luchar por no acabar con toda la población de caracoles.
  • Calçots: Es una variedad de cebolla que se asa y se moja en una salsa de tomate, ajo, aceite y frutos secos. Casi mejor que servilletas sería mejor usar un buen babero.
  • Escudella: Es como un enorme cocido con todos los productos que obligan las leyes morales que tenga: patatas, col, carne, garbanzos, butifarra… La sopa es de pasta en forma de caracol, curioso, ¿no?
  • Embutidos: No podía ser de otra forma, ir a Cataluña y no hartarse de fuet es como ir a Berlín y no tomar cerveza; como ir al País Vasco y no comer marmitako, ¡como ir a Tailandia y no comer bichos! Vale… Igual lo de los bichos es demasiado. Pero el fuet es casi de ley. A nosotros nos encanta acompañarlo con las típicas galletitas saladas.

 

15 razones por las que deberías dejarlo todo y casarte con un catalán (4)

 

  1. Fiesta: Si eres un fiestero empedernido y crees que ya has estado en las mejores fiestas estás confundido. ¡No lo decimos nosotros! Lo dicen las miles de personas que se apuntan al Primavera Sound. Tu nuevo novio/a catalán te llevará a uno de los mejores festivales de nuestro país. Alucinarás sólo por cómo está montado el chiringuito, descubrirás nuevos grupos que luego no podrás sacar de tus listas de reproducción, el ambiente previo te fascinará y después… Después estarás contando los días para la siguiente edición. Ojo, que el Primavera Sound no es la única fiesta – discoteca- evento que merece la pena en Cataluña. Barcelona en sí es cuenta con buenos y grandes locales de los que tampoco querrás salir:
  • Sala Razzmatazz: Esta antigua fábrica textil posee cinco salas con diferentes estilos musicales y ha sido catalogada varias veces como una de las 100 mejores discotecas del mundo.
  • Eclipse: Está dentro del Hotel W, en su vigesimosexta planta concretamente. Tomando un buen cóctel podrás disfrutar de bellísimas vistas. ¡Postureo BCN a tope!
  • Opium Barcelona: Sólo porque su terraza da a la mítica playa de la Barcelona ya deberíamos ir pero hay más. Opium Barcelona tiene capacidad para 3000 personas… y se llena. ¿Necesitas más razones?
  • Moog: Para amantes de la música electrónica es el sitio perfecto, todo calidad.

 

  1. Descubre a los grandes artistas catalanes: Más allá de Joan Manuel Serrat y de Estopa hay otros músicos que elevan el panorama musical español.
  • Sau: Un grupo que cantaba en catalán y cuya canción más conocida quizá sea ‘Boig per tu’ (Loco por ti).
  • Lax'n'Busto: Es un grupo de pop-rock, también cantan en catalán y la voz desgarrada de su vocalista te llega hasta dentro.
  • Sopa de Cabra: ¡Su canción ‘L’ emporda’ es bellísima! Pero, por supuesto, no estaría en nuestra lista si no tuviera un amplio abanico de bellezas, que las tiene. Aún así… Echadle un vistazo… ¡Nos encanta!

 

 

 

  1. Diplomáticos: No te ofenderá nunca a propósito. Valorará las dos versiones respecto a un tema y se basará en argumentos para apoyar una opción u otra. ¡La diplomacia nació en Cataluña!

 

  1. Fútbol: Allí se vive, como en Madrid, de una forma diferente. Si un día tienes la suerte de que tu pareja te lleva a ver el fútbol, no ya al campo, si no a un simple bar, con los colegas, vas a disfrutar como nunca del deporte rey. La pasión futbolística pareciera que viniese de serie. Eso sí, a ver de qué equipo es tu chico o chica, no vaya a ser del Real Madrid y tú, por encajar, digas que eres el del Barça.

 

  1. Ver a los castellers en riguroso directo: Cuando vemos en las noticias a esas personas montarse unas sobre otras, ¡y mantener ese equilibrio! La sensación de mortalidad se nos agarra al pecho, ¡se van a matar! Pues no es lo mismo en las noticias que verlo en directo y tu pareja (futura) catalana sabrá dónde y cuándo se llevan a cabo estas impresionantes torres humanas.

 

  1. Y es que, si alguien se enamora de un catalán, se enamora para siempre.

 

 



Explota los globos y gana!


Comentarios
  1. Raquel Romeu Sanchez: noviembre 30, 2016

    Un catalán tambien la podra llevar al Liceo de visita o a una ópera, al Palau de la Música, una gran belleza, a la Sagrada Familia, obra inmensa de Gaudí, a una vuelta en globo sobre los volcanes de la Garrotxa, a las iglesias románicas de Bohí Taüll, a la hermosura q es el Delta del Ebro…….. etc.etc. es q tenemos tantas cosas hermosas …….

  2. Jess: diciembre 2, 2016

    Y te ha faltado también que te llevará a Montserrat, sea religioso o no, a ver a la Moreneta y de paso disfrutar de un dia de naturaleza en la montaña

Nuevo Comentario

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies