Viaja gratis

Adoptar una mascota puede ser la mejor decisión de tu vida

Lo más viral

  

Adoptar una mascota puede ser la mejor decisión de tu vida
Rate this post

Adoptar una mascota significa que le estamos proporcionando una segunda oportunidad a alguna criatura. Pero es que, también, nos estamos dando una oportunidad a nosotros para descubrir otro tipo de amor y estabilidad. Adoptar una mascota puede ser la mejor decisión de tu vida

Antes de lanzarnos a una adopción debemos sopesar los pros y contras y hacernos a la idea de que cuando lo hagamos será con todas las consecuencias. El nuevo miembro de la familia llega para quedarse y habrá que trabajar para que todos los ocupantes de la casa se amolden a la vida en común.

En España se abandonan 150.000 animales al año. ¿Por qué ocurre esto? A veces la convivencia entre personas y animales no funciona bien y en lugar de trabajar dicha convivencia, los dueños deciden dejar solo al animal, que iniciará una dura travesía debido al abandono que, en determinadas ocasiones, tiene un final feliz cuando es adoptado. Otras veces el animal no tiene cabida en las nuevas vidas de la familia o les complica realizar ciertas actividades y termina siendo abandonado.

La Fundación Affinity llevó a cabo un estudio en 2015 en el que indagaron en las razones que se alegan ante el abandono: Un 16% de personas dijeron que se debía a su situación financiera. Un 13% se encontró con camadas indeseadas. Un 12% creía que el comportamiento de su animal no era apropiado. El 9% había perdido el interés por su animal y otro 9% alegó que la razón era que se había terminado la temporada de caza y ya no se contaba con ellos.

¿No es terrible?

Adoptar una mascota

¿Qué se puede hacer para erradicar este problema? Según algunos estudios, la desaparición del abandono de animales pasa necesariamente por la sensibilización de la población. Además, se recomienda que se busquen mascotas que encajen con el estilo de vida de las personas que lo van a cuidar y que consulten sus expectativas con expertos, que les orientarán y revelarán la dedicación que necesita esa mascota. ¿Un perro, un gato o un hámster? ¿Tiene que ser pequeño o no importa el tamaño?

La decisión final de tener un animal en casa se debe tomar en familia, es decir, que todos los miembros deben valorar la opción y apoyarse en el cuidado y educación del nuevo integrante de la familia. Dedicarle tiempo al animal para enseñarle determinadas normas de comportamiento, (esto es fundamental en el caso de los perros) es vital para que exista un buen clima en la casa y todos disfruten de la compañía del resto.

Es muy común preocuparse por la raza y el pedigrí del perro o gato, o incluso conejo, que venga a casa. ¿Quién no se ha enamorado de los perros de raza Chow Chow? Con esa carita arrugada, la lengua azulada y las orejas pequeñas.

Hay quienes valoran la pureza en un animal y creen que sabiendo todos los detalles de la raza de su mascota podrán conocerle más y acercarse más a él. Hay quienes piensan que el pedigrí refleja cierta exclusividad que remarca el poderío de la persona o familia propietaria del animal… Hay de todo. Pero nosotros creemos que cualquiera, con la pureza más destacada o con los rasgos más comunes, pueden ser el elemento indispensable para que nuestra vida cambie a mejor.

Llegar a casa y que alguien venga a recibirte ladrando a todo pulmón, los maullidos y roces del gatito cuando te ve entrar…

 

Razones para adoptar una mascota y no comprarla

Quizá la razón más importante por la que es más conveniente adoptar que comprar es porque estamos salvando una vida. Rescatamos de la muerte o el abandono a dos criaturas. Al que no estamos llevando y al que podrá ocupar su hueco en la protectora.

Lo cierto es que adoptar una mascota es todo un desafío pero que trae consigo bellas satisfacciones. No sólo estamos sacando adelante a un animal, estamos devolviéndole la felicidad que le fue arrancada en algún momento. El amor que nos da y el que llegaremos a darle no se puede medir.

Los niños y las mascotas

¿Cuántas veces escuchamos a los pequeños de la casa pedir un perrito o un gatito? A menudo lo ven como un nuevo compañero de juegos con el que disfrutar, pero no terminan de comprender que es una responsabilidad durante mucho tiempo.

Hacerles entender que una mascota no es un juguete y que cada animal tiene su propia personalidad es la primera tarea antes de decidirnos a dar el paso. Es un ser vivo que cuenta con sus propias necesidades y que el niño tendrá que colaborar en atenderlas. Es obvio que muchas de ellas, especialmente dependiendo de la edad del pequeño, no podrá atenderlas directamente él, pero hacerle partícipe será vital para que en su desarrollo comprenda lo importante que es cuidar a los animales.

También es importante reconocer si nuestro hijo está verdaderamente preparado para tener una mascota. Según la edad del pequeño y del grado de responsabilidad activa que los padres quieran que tenga podemos elegir entre unos u otros animales. Por ejemplo, un niño de cinco o seis años podrá hacerse cargo de un conejo, un pez o un hámster. Probablemente tengamos que recordarle muchas veces que tiene que darle agua o comida, pero poco a poco formará parte de su rutina y lo hará por sí mismo. Que se comprometa a ayudar a limpiar las jaulas y/o peceras es muy valioso.

Adoptar y no comprar

Por otra parte, un perro demasiado grande no es recomendable para los niños. Si el can se enfrenta de paseo a cualquier otro, ¿podrá el pequeño hacerse con él? No. Es más, seguramente se asuste y pierda los papeles. El perro siempre debe tener un tamaño proporcional al niño.

La conclusión más significativa de todo esto es que nunca debemos ceder a los deseos de nuestros hijos en lo que se refiere a otros seres vivos. Un capricho puede ser un muñeco, jamás un animal. Comportamientos como esos hacen que las protectoras y asociaciones estén hasta arriba de animales abandonados. Y recuerda que, si os decidís a tener un animal en casa, la adopción siempre será la solución más solidaria y hermosa. Una perfecta fórmula para enseñar a los hijos valores.

Por qué no regalar mascotas

En Navidad, más del 30% de los animales que se regalan terminan siendo abandonados o cedidos poco tiempo después, especialmente en los meses de verano. Es importante que no contribuyamos a esa cifra. Y es que tener una mascota en casa es una decisión muy personal que requiere de su tiempo de reflexión.

¿Estás seguro de que esa persona quiere realmente una mascota? Muchas veces uno se queda con la parte bonita, la de los lametones y el calorcito de su cuerpo en el sofá en invierno. Pero las responsabilidades que conlleva van mucho más allá de eso porque hacerse cargo de un animal puede implicar muchos años de atención hacia la misma. Otras cuestiones que debemos plantearnos son si hay alguien con alergias en casa, si pueden permitirse el gasto que conlleva el animal, si cuentan con el tiempo necesario para atenderla y si sabemos qué es lo que le gusta de verdad. ¿Le vamos a regalar un perro a alguien que no le gusta pasear?

Ahora bien, si estamos decididos, nuestro consejo es que no compréis al animal si no que lo adoptéis. Estarás salvando una vida que está deseando ser amado y sentirse seguro en familia.

 

 (Todas las razones)

Aparte de las razones que hemos detallado antes encontramos unas cuantas más que tenemos que dejar por aquí. Así que, sigue leyendo y conoce todas las razones por la que es tan maravilloso adoptar.

  • Salvamos una vida. Ya lo hemos mencionado antes, pero es tan fuerte, tan impactante, que lo volvemos a decir. Sí, estamos salvando a un animal de la muerte, de la desesperación, la soledad y la tristeza. Además, que otro podrá ocupar su plaza en la asociación o protectora.

 

  • Cuando adoptamos un animal estamos luchando contra  las fábricas de cachorros que proveen a las tiendas de animales. Las hembras son preñadas constantemente para dar a luz bellas camadas, mejor aún si son de raza pura.

 

  • Es mucho más barato que comprar, no digamos si se trata de un perro o gato de raza pura. De hecho, lo poco que paguemos servirá para cubrir parte de los costes de vacunación, esterilización y microchip del animal.

 

  • La gran mayoría de los perros que ya han pasado por alguna casa están perfectamente entrenados para vivir bajo las reglas básicas de cualquier otra casa. Es decir, que no tendrás que enseñarle que espere para hacer pipí, ni que ni tiene que morder los cojines, etc.

 

  • Visitando las protectoras y asociaciones de protección de animales será más sencillo encontrar un animal que concuerde perfectamente con nuestra personalidad. No será nada al azar, podrás decir que tuvisteis un ‘amor a primera vista’.

Razones para adoptar animales

  • Te sentirás francamente bien contigo mismo. Mucho mejor que si comprases.

 

  • Muchos de los perros abandonados han pasado por situaciones muy duras, al adoptarlos y darles todo ese cariño que les ha estado faltando sabrán devolvérnoslo con creces y nos brindarán un amor leal e infinito.

 

  • Estamos ayudando a las asociaciones, fundaciones refugios y protectoras que se esfuerzan por salvaguardad la integridad de los animales que residen en sus instalaciones. Aliviamos parte de esa presión y dejamos un pequeño aporte económico que vendrá más que bien para otros animales.

 

¿Qué pasa con los perros y gatos que no venden en las tiendas?

Lo cierto es que las granjas de cachorros son algo muy cuestionado en determinados sectores por lo poco ético que supone el hecho de tener a una hembra pariendo multitud de crías que, después, pasan unos meses metidas en una cristalera y, si no se venden, vuelve a donde salieron. A veces se emplean para la cría y en otras ocasiones son sacrificados. Es una realidad incómoda y cruel.

Esos perritos que han pasado por las cristaleras seguramente no hayan contado con los estímulos apropiados, no habrán sociabilizado y se encuentran en un entorno aislado y solitario.

A menudo la cría de animales carece de cualquier escrúpulo y las hembras no se encuentran en las condiciones idóneas de calidad de vida. Si tu ilusión es que sea un animal de raza pura te recomendamos que acudas a un criador ético y profesional que demuestre que está criando con criterio y humanidad en unas instalaciones salubres.

Si ya has comprado tu perrito o tu gatito no te preocupes, porque él o ella también se merecen todo el amor del mundo. Ellos, como nosotros, no piden nacer.

 

La mejor decisión es adoptar

 

 Dónde adoptar una mascota

Seguramente cerca de donde estés exista una protectora o asociación que realice adopciones. En Internet podemos consultar la localización de esos sitios e incluso los animales disponibles para iniciar procesos de adopción. Fundaciones, asociaciones, protectoras… Son muchas las redes que encontraremos y si, por casualidad, encontramos al que tiene que ser nuestro nuevo miembro de la familia en la otra punta del país, podemos recurrir a los transportes solidarios de animales. No nos cobrarán nada por llevarle cerca de donde residimos. Por otro lado, es posible que no encontremos ninguna ruta solidaria, pues también existen transportes de pago. Pero lo habitual es que acabemos encontrando uno solidario o lo haga la propia asociación.

Qué saber antes de adoptar una mascota

Aunque es evidente, vale la pena recordar ciertos aspectos inherentes al hecho de tener una mascota:

  • Tendremos un gasto más, puede ser mucho más elevado o apenas notable en las cuentas a final de mes. El caso es que existirá. Comida, veterinario, accesorios, juguetes, etc.
  • Hay que planificar las vacaciones con cuidado y buscar si alguien puede quedarse cuidando de nuestro amigo, si nos lo podemos llevar con nosotros o si tendremos que contar con los servicios de una residencia para animales.
  • La fase de adaptación puede ir como la seda, pero también puede ser un poco más complicada y que se rompan cosas en casa.
  • Sobre todo al principio, nuestra mascota tendrá que recibir mucha atención cada día. Es indispensable para generar los lazos de confianza que definirán la convivencia en casa.
  • Un animal puede vivir muchos años según su especie y raza. Debemos tener claro que el compromiso que adoptamos es para mucho tiempo.
  • Los animales que están esperando ser adoptados en muchos casos han pasado por situaciones de abandono o maltrato y lo último que merece es pasar por situaciones similares.
  • Si lo que buscas es un cachorro recuerda que cabe la posibilidad que durante su crecimiento te enfrentes a situaciones complicadas. Llorará, ensuciará, morderá cosas…
  • Recuerda que el animal no te está pidiendo que lo adoptes, nosotros somos quienes tomamos de forma libre esa decisión. Si con el tiempo o los años nos arrepentimos y rompemos nuestro compromiso con el animal abandonándolo NOSOTROS seremos los únicos responsables. Es una decisión que hay que meditar muy bien.

Dónde adoptar una mascota

¿Es el pedigrí una ventaja o una condena para los perros y gatos?

El pedigrí quiere decir que el animal tiene los genes prácticamente iguales a los de sus padres. Para que esto continúe así durante mucho tiempo se reproduce una endogamia consabida y descontrolada que limita la variedad genética y, en consecuencia, eleva las probabilidades de que el animal tenga problemas de salud. Incapacidad para dar a luz de manera natural, enfermedades respiratorias, sordera, displasia, epilepsia, obstrucciones en la garganta, dolores crónicos, parálisis…  Cada raza suele tener sus problemas de salud particulares, lo que implica unos cuidados especiales o incluso unas vacunaciones concretas.

En contraposición, los perros y gatos mestizos suelen ser más sanos que aquellos de raza pura.

 

Requisitos para adoptar en España

Aunque las protectoras y asociaciones están hasta arriba de perros, gastos y demás animales de compañía, no van dejando con cualquiera a esos animales rescatados. Esto es, que hay que cumplir con unos requisitos para adoptar una mascota:

  • En primer lugar, hay que ser mayor de edad.
  • También hay que demostrar que se es propietario de una casa o que, en caso de vivir en una vivienda de alquiler el arrendatario está conforme con la llegada del animal.
  • Se firma un contrato de adopción que señala que nos comprometemos a cuidar a nuestro animal aportándole una vida digna, alimentación, higiene, espacio, tiempo, etc. También nos responsabilizamos de su salud y sus gastos veterinarios, aunque cuando llegue a nuestras manos tendrá todas las vacunas al día y estará desparasitado. Por otra parte, nos comprometeremos a nos utilizarlo para la cría y que, si llegara el momento de que no podemos hacernos cargo de él, lo devolveremos a la asociación, jamás volverá a ser abandonado.

 

Los costes derivados de la adopción se destinarán al cuidado del resto de animales que permanecerán en la protectora o asociación, esperando que llegue alguien a elegirle.

Si no se cumplen con los requisitos exigidos lo natural es que no nos den al animal y muchas asociaciones llevan a cabo entrevistas para determinar si el animal estará cómodo en su nuevo entorno.

Otras formas de contribuir

Muchas veces no terminamos de tener claro si queremos aceptar un compromiso de larga duración, es decir, tener un animal con nosotros en casa para siempre. Y, sin embargo, tenemos la necesidad interna de ayudar a esas criaturas que por una razón u otra han acabo solas y desamparadas. Os proponemos otras formas de contribuir a su bienestar que también serán muy bien recibidas por las protectoras y asociaciones que, a menudo, están hasta arriba y no dan abasto.

Donaciones: Las donaciones de juguetes, mantas y dinero son una buena manera de ayudar a mejorar la calidad de vida de los animales y desahogar la presión a la que están sometidas las asociaciones.

Voluntariado: Ya sea para pasear a los perros, jugar con ellos, limpiarles, divulgar información sobre la protectora, llevar a cabo seguimiento de las adopciones, apoyar la defensa de los animales y luchar contra el abandono.

Apadrinar: Ser padrino o madrina de algún animal puede ser muy satisfactorio tanto para el propio animal como la persona. Lo normal es que el padrino se ocupe de manutención en la asociación e incluso acuda cada cierto tiempo a visitar a la criatura. Todo ello hasta que adopten al animal o el propio padrino tenga decida que puede iniciar el proceso.

Casa de acogida: Se puede acoger de manera temporal a los animales hasta que le encuentren un nuevo hogar. Muchas veces acaban quedándose porque, ya sabéis, cuando uno empieza a formar parte de la vida de alguien o de toda una familia, luego resulta muy doloroso desprenderse de él. Hay que meditarlo mucho, porque cuando se inicia el proceso de adopción y se va puede doler mucho.

Es importante saber que la adopción responsable implica tareas diarias para que el nuevo compi de piso pierda sus miedos y angustias y vuelva a respirar tranquilo. La paciencia es una virtud que tendremos que aplicar cada día, sobre todo en los primeros momentos de su adaptación.

Adoptar perro y gato

 

¡Menuda guía sobre la adopción de mascotas que hemos creado! Ahora que ya conoces, al menos, la parte superficial de todo lo que concierne a la adopción de animales sólo queda esa parte que tanto hemos remarcado a lo largo del post: REFLEXIÓN. Recuerda que es vital que toda la familia esté de acuerdo, que la decisión sea en base a reflexiones objetivas y no nos dejemos llevar sólo por la ilusión momentánea y espontánea.

Sí, tendremos a alguien incondicional para recibirnos en casa con la mayor de las alegrías. Pero es que, por otro lado, nosotros también debemos ser incondicionales para con nuestros animales. Es decir, el amor y el respeto debe ser recíproco.

¿Has adoptado ya? ¿Por qué no nos cuentas cómo fue y nos inspiras a todos con tu experiencia? ¿Tú también crees que adoptar una mascota puede ser la mejor decisión de tu vida?

 



Explota los globos y gana!


Comentarios
  1. leodan: Diciembre 22, 2017

    Me parece genial, ya que los animales tambien son seres humanos siente igual a un humano.

Nuevo Comentario

 

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies