Increíble Escultura de la Madre Naturaleza Amenazando a la Tierra

Rate this post

Quizá nuestros antepasados tenían algo de razón cuando construían esculturas como propuestas de paz para los dioses y calmar la rabia que éstos debían sentir al vernos pecar.

Lorenzo Quinn, desde luego, así lo cree, y su sucesión de esculturas titulada “la Fuerza de la Naturaleza” personifica esa percepción.

Cada una de estas esculturas, de unos 2 metros y medio, muestra a la Madre Naturaleza en una pose que desafía la existencia, girando la Tierra a su alrededor.

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-8

“Tras saber lo que había ocurrido en la playa de Tailandia por culpa de un tsunami y el tifón que afectó al sur de los Estados Unidos, decidí suscitar una imagen dedicada a la Madre Naturaleza,” explica Quinn en su web.

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-5

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-1

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-2

“Se trata de una rememoración de las antiguas esculturas que se hacían como ofertas de paz a los Dioses con la convicción de que éstas mitigaban su rabia.”

Versiones sutilmente distintas de la obra han sido expuestas por todo el planeta, incluyendo Inglaterra, Estados Unidos, Mónaco y Singapur. En la actualidad, Quinn hace casi sólo “arte para sí mismo y para aquellos que quieran contemplar cómo son mis sueños.”

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-6

esculturas-fuerza-naturaleza-lorenzo-quinn-7

¿Qué te parece?

Desde SorteoPremios, te animamos a viajar para descubrirlo. Estamos regalando 1.500€ para que te escapes donde tú más desees, haz clic aquí para concursar. Participar es gratis, así que ¡mucha suerte!

Relacionados

¡Hola, amigos! Seguro te has preguntado cómo algunas personas siempre ganan en concursos y sorteos, mientras tú esperas a que la suerte te sonría. Pues hoy es tu día de...

¡Hola! Hoy quiero hablarte de algo que está revolucionando nuestro día a día: los asistentes de voz. Y más específicamente, de nuestra querida Siri. Seguro que ya la conoces, pero...