Viaja gratis

Viajar a Tailandia en agosto, consejos para que no salga muy caro

Asia

  

Viajar a Tailandia en agosto, consejos para que no salga muy caro
Rate this post

Antes de seguir, échale un vistazo a nuestro post Viajes baratos: los mejores trucos, lugares y maneras de viajar económicas. En agosto los precios en el sector turístico suben como la espuma, tanto que a veces no nos permiten cumplir con nuestras expectativas, ¿o es que no lo planteamos bien? Volar a Tailandia sería el viaje perfecto… ¿Sería? ¿Es que acaso, no puede ser? Viajar a Tailandia en agosto, consejos para que no salga muy caro y disfrutes del verano como te mereces.

Y si quieres el viaje mas barato que nunca, puedes participar en nuestro concurso viaje, donde te puedes llevar un viaje valorado en 1.500€ totalmente gratuito. 

tailandia en agosto

 

Vuelos para viajar a Tailandia en agosto

Seguir las recomendaciones de comprar el billete con al menos 40 días de antelación es algo que podemos lograr a estas alturas, pero vamos muy ajustados de tiempo. Así que fijémonos en otras alternativas para que nos salga barato el vuelo.

El consejo fundamental es que comparemos precios entre unos metabuscadores y otros. Serán unos días agotadores de tomar notas y revisar una y otra vez, pero es la mejor forma de no dejarse nada en el tintero.

No olvides borrar la caché de tu ordenador, es muy importante porque así el sistema de la web donde investigas no recordará tus búsquedas. Esto significará que no se te pondrá automáticamente el último precio que hayas mirado.

Otra posibilidad es que nos arriesguemos a comprar en el aeropuerto billetes sobrantes, los cuales se abaratan bastante. Lo malo de esto es que te puedes quedar sin ningún sitio y pasarte las vacaciones en el sofá.

Una buena idea es comprar los billetes un martes. Diversos estudios demuestran que es cuando más accesibles se ponen los precios. Así que asegúrate de revisar ese día.

viajar a Tailandia en agosto

 

Moverse por Tailandia barato

Cajeros: Si sacas dinero del cajero  intenta sacar lo suficiente como para no tener que volver al día siguiente. Y es que cada vez que saques te cobrarán una comisión fija mínimo de 150 baht, que son casi unos 4 euros.

Aerobic y Tai chi gratis: ¿Tenías ganas de probar con estas disciplinas? Pues ya tienes la ocasión si estás en Bangkok. En el  parque Lumphini se organizan clases de aerobic y tai chi a las 6:00 de la mañana y a las 17:00 de la tarde. No faltará detalle alguno: profesores, música, ambiente relajado… Verás que decenas y decenas de personas se juntan allí para poner en forma tanto su mente como su cuerpo.  

Trasnporte: El tráfico en Bangkok puede resultar verdaderamente exasperante y contar con los servicios de un taxi a determinadas horas puede ser igual que contar con los de una tortuga. Y no es que sean muy caros los taxistas, pero el estar parado largo rato apura la cartera. ¡Y con lo que cobran en los cajeros! Lo mejor es utilizar el metro de la ciudad. Cómo, seguro y bastante curioso dado que mueve sobre una plataforma elevada. ¡Cómo si volásemos!

Meditación: Ya que uno viaja a Tailandia qué mínimo que hacerse con las costumbres del lugar. También en Bangkok podemos meditar cómodamente en el Centro para la práctica de la meditación. Las sesiones que ofrecen a partir de las 16:30 horas son gratuitas siempre.

Ojo a los timos: En Tailandia  también hay timadores y también hay que ser precavidos. Los timos más comunes que se hacen a los turistas son el del cumpleaños de  Budda y el de espectáculos de ping pong (no es demasiado deportivo…) Seguro que alguno de los que leen ahora mismo reconocen estas fechorías porque las han vivido. Esto no quiere decir que tengamos que ir asustados. Con ignorar propuestas extrañas será más que suficiente para ahorrarnos dinero y un disgusto.

viajas a tailandia en agosto

Mercadillos: Encontrarás un buen número de mercadillos y a todo tipo de horas (los hay hasta nocturnos) Seguramente sea una parada casi obligatoria para comprarnos algunos regalos (bien para uno mismo, bien para amigos y familia), pues la misión a cumplir en estos puestos es la regatear.  Sacado del manual del comprador, regatear es la clave del éxito de cualquier adquisición en los mercadillos tailandeses. Y no dudes en hacerlo, porque habitualmente los vendedores inflan el precio cuando ven a un turista.

Comida: Tenemos dos buenas noticias en este aspecto. Lo primero, que la comida realmente tailandesa la vas a encontrar en los puestos callejeros; y segundo, que en esos mismos puestos podrás comer por un euro o menos. Repón fuerzas con un pad thai en plena calle y continua tu viaje barato a Tailandia en pleno agosto.



Explota los globos y gana!


No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies