Viaja gratis

Viajar con niños por Europa. Descubre los lugares menos típicos

Viajes con niños

  

Viajar con niños por Europa. Descubre los lugares menos típicos
Rate this post

Habitualmente cuando una familia decide viajar con niños por Europa no suele proponerse nada más allá que lo consabido y común. Quizá esto sea porque necesitan tener las cosas bajo control, al fin y al cabo viajan lejos con sus pequeños y con hijos, en casa la organización es la ley.

No te pierdas nuestros actuales sorteos. Tenemos sorteos online de un viaje de 1.500€ y ¡allí donde escogáis!

¿Y por qué iba a estar eso mal? Pero, ¿por qué no atreverte a mirar nuevos destinos más allá de Disneyland París? Viaja con niños por Europa. Descubre los lugares menos típicos del Viejo Continente de la mano de los niños de la familia.

Viaja con niños por Europa (1)

Si te interesa cómo viajar con niños por Europa, seguro que también estás interesado en nuestro post Viajes por Europa (que respetan el medio ambiente) o vacaciones con niños pequeños: una guía práctica.

Viajar con niños por Europa. Ámsterdam:

Ámsterdam: Conocida como una de las ciudades del pecado muchos desconocen las otras caras de la capital de Holanda. Sin lugar a dudas es uno de los mejores sitios para ir en familia ya que tiene una parte más adulta, más para los padres; y también posee esa cara que mencionábamos de las que los niños se enamoran.

Qué ver con niños en Ámsterdam:

Vondelpark: Es el parque más grande y célebre de la ciudad y en él encontraréis multitud de actividades para los niños así como zonas de juego, restaurantes y bares. Según vayáis paseando por su interior os vais a quedar más y más alucinados con las estructuras para que jueguen los niños. Si vais en verano percibiréis una gran afluencia de gente y es que los ciudadanos de Ámsterdam aprovechan el sol disfrutando de este bello enclave verde apostado en medio de la capital.

Madurodam: No está dentro de la propia Ámsterdam pero podemos encontrar excursiones hasta allí a muy buenos precios o bien optar por coger por nuestra cuenta un autobús y plantarnos allí todos (lo que tampoco es mala idea). Lo que encontraremos allí será una serie de maquetas hechas a la perfección y cuidadas con el máximo mimo. Todo tipo de estructuras, palacios, granjas, iglesias, monumentos, plazas, barcos navegando… Y todas ellas a una escala 25 veces más pequeña que la realidad. El detalle es tan fino y resulta tan sorprendente que fascinará tanto a niños como a adultos. ¡Además, en algunas de las maquetas se puede echar una monedita y realizan determinadas acciones!

Ahora bien, lo recomendable sería que aprovechemos la excursión o el camino hacia Madurodam y realicemos una visita quizá más adulta, pero  no por ello menos interesante a la Haya, la capital financiera y administrativa de Holanda.

viajar con niños por europa

Nemo: Se trata de un centro de ciencia para niños que con el tiempo se ha ido convirtiendo en un imperdible de la ciudad tanto para niños como para adultos. Son cinco plantas llenas de juegos y experimentos de acuerdo a una y otras edades. Aunque los más jóvenes tienen la primera planta para entretenerse mucho, quizá los menores de cinco años no lo disfruten tanto como los padres esperan.

La parte de arriba, la terraza, es de acceso gratuito y dispone de piscina, bar, juegos, mesas al aire libre… Ahí sí que sí, lo pasarán en grande.

Amsterdamse Bos: Hablamos de un bosque natural con algunos elementos muy interesantes para disfrutar  de un día fenomenal en familia. En este paraje nos encontraremos con senderos, lagunas, piscinas y granjas. De hecho, la granja de Ridammerhoeve es la visita perfecta porque los pequeños podrán interactuar con todos los animales, jugar y aprender cómo se hacen algunos productos (que luego los padres pueden comprar si quieren y que están hechos allí mismo, como es el caso de su queso).

Os aconsejamos que si decidís moveros por Amsterdamse Bos lo hagáis subidos a una bicicleta porque son más de mil hectáreas por las que caminar.

Viaja con niños por Europa. Budapest:

Es una de las ciudades más hermosas del este de Europa y la capacidad de enamorar a niños y adultos por igual. La clave está en organizar las visitas para que todos los componentes de la familia disfruten un rato cada día. Para los pequeños, estas son nuestras recomendaciones:

Viaja con niños por Europa

Crucero por el Danubio: Uno de los ríos más importantes del continente e incluso imponente. Para conocerlo y disfrutarlo lo mejor es hacer un crucero por sus aguas, a ser posible por la noche, porque al caer la noche se iluminará la ciudad y descubriréis la imagen más hermosa. Además, en medio del Danubio está Isla Margarita, un pequeño trozo de tierra donde se encuentran las ruinas del Convento Santa Margarita y un zoo gratuito.

Gran Circo de Budapest: Inaugurado a finales del siglo XIX, lo podemos encontrar en el Parque Városliget, del que hablaremos a continuación. Es un plan ideal para los niños porque lo pasan en grande en estos ambientes.

Parque Városliget: Otra zona al aire libre donde los pequeños podrán corretear y jugar sin descanso. Pero no sólo nos vamos a encontrar follaje y circo en este parque sino que en su interior también están el Balneario Széchenyi, una montaña rusa y un tiovivo de los más antiguos de Europa.

Viaja con niños por Europa. Copenhague:

Seguramente no sería de las primeras ciudades en las que una familia pensaría para pasar sus vacaciones. Sin embargo, podemos descubrir auténticas delicias para los jóvenes integrantes del grupo:

Circus Museum: Posee más de 100.000 objetos del mundo del circo lo que hace de su edificio un lugar casi mágico. Allí todos podréis aprender trucos, malabares y demás gracias propias del ambiente circense. Incluso podréis demostrar vuestras habilidades y capacidades como payasos.

Tivoli: Es un antiguo parque de atracciones que cuenta con una sorprendente belleza. Hay zonas infantiles y atracciones destinadas para los niños.

Experimentarium: Se trata de un museo didáctico cuyo objetivo principal es fomentar el interés del público en general por la ciencia. 300 muestras se reparten en diferentes categorías y temáticas que funcionan de forma muy amena para pasar una jornada espléndida. Además, los niños tienen un área específica para ellos en un pabellón.

Zoo: A ver, si hay un zoo en la ciudad que una familia visita es casi un destino obligatorio para que los niños también lo pasen bien. Los osos polares son toda una atracción.

Viaja con niños por Europa. Dublín:

El mero hecho de que fuera fundada por los vikingos ya la convierte en un destino inmejorable para los niños. Escenario de guerras, es hoy una urbe moderna y con una riqueza cultural muy interesante. Para los niños no pueden faltar:

National Wax Museum: Es el Museo de Cera y tiene cuatro plantas anegadas de personajes famosos hechos a partir de cera. En su adaptación al mundo moderno, también cuenta con atracciones interactivas. No obstante, lo que más gustará a los niños es el Mundo Fantástico donde están desde Harry Potter hasta los Simpsons.

Museo del Leprechaun: Fue inaugurado en el 2010 y está dedicado a la mitología irlandesa, especialmente a las criaturas de los leprechauns. Cabe destacar que no a todos los turistas les encandila este museo, pero por probar tampoco se pierde nada.

Dublinia: Es una de las atracciones más célebres de la capital de Irlanda. Los niños podrán hacer un recorrido por el pasado de la ciudad y conocer a los vikingos y la esencia de la época medieval irlandesa. Además, también hay diversas actividades que amenizan aún más el paseo por el lugar.



Explota los globos y gana!


No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario