Viaja gratis

Viajar a Roma según una chica que vivió allí 5 años

Europa

  

Viajar a Roma según una chica que vivió allí 5 años
Rate this post

El Coliseo, el Foro Romano, Palatino, el Panteón, Plaza de España, la Fontana de Trevi, Piazza Navona, la plaza de San Pedro, el Vaticano y la Capilla Sixtina. Comer en una pizzería, un helado por la tarde, y un vino por la noche. Pero tanto tú como yo sabemos que hay mucho más en la Ciudad Eterna. La historia, la cultura, el ambiente… Viajar a Roma es una rica experiencia, sobre todo si logras conocer algunos sus secretos. Tras 5 años viviendo en la ciudad, os puedo recomendar algunos rincones que ver en Roma; amplios jardines desconocidos para visitar de noche, restaurantes orgánicos e inmejorables vistas, para regalaros la romántica Italia que estás buscando.

Se te gusta viajar y quieres ganar un viaje valorado en 1.500€ a cualquier parte del mundo, participa en cualquiera de nuestros sorteos y regalos y haz tu sueño realidad. 

1. Via del Quirinale 23 , Iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane

La maravilla arquitectónica San Carlo es una pequeña iglesia ingeniosa, obra del barroco Francesco Borromin. Casi no te imaginaríás que toda la iglesia es del tamaño de algunos de los pilares de San Pedro. Eesta es la razón por la cual los locales se refieren a ésta cariñosamente como San Carlino ('Pequeña San Carlo').

vacaciones en roma

El torturado, bipolar arquitecto torció las líneas y el espacio hasta el punto de que los volúmenes parecen aparecer de la nada en esta creación ovalada, iluminada maravillosamente por las altas ventanas. Hay un pequeño patio con columnas corintias perfectamente proporcionadas. Y cuando los monjes están en el estado de ánimo, te muestran su extraordinaria biblioteca también. 

2. Via Caio Cestio 6, iale dei Romagnoli 717

Que este lugar encantador se encuentre debajo de la sombra de la única pirámide de Roma es particularmente apropiado: el cementerio es irremediablemente romántico. Era mi refugio verde de elección cuando vivía en una calle del barrio de Testaccio. El cementerio creció aquí porque se encuentra "fuera de los límites , a las afueras de los muros de la ciudad. Los no católicos tuvieron problemas para que se les permitiera un entierro en la Roma papal, incluso después de que este pedazo de tierra les fuese concedida a principios del siglo XVIII.

qué ver en roma

Desde 1953, este cementerio no ha sido conocida oficialmente como el 'protestante', sino como el 'cementerio Acatólico': musulmanes, budistas, zoroastrianos … y Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista Italiano, están enterrados aquí. Sin embargo, para la mayoría de los romanos, es el nombre antiguo el que se ha quedado. Viajar a Roma en busca de una experiencia diferente, debe incluír esta visita.

No te olvides de hacer una paradita para comer, en nuestro post Viajar a Roma y Comer Como un Italiano te explicamos como comportarse en una mesa Italiana y descubrirás dónde ir a comer en Roma. 

3. Via Labicana 95, San Clemente

Una de las golosinas turísticas más valiosos pero menos publicitadas de Roma, es este histórico pastel a capas descientes hasta nivel de la calle medieval y la iglesia de principios del Renacimiento, con frescos de Masolino, a través de una iglesia paleocristiana del siglo IV, hasta el sótano con restos de una ínsula (bloque de apartamentos) del siglo segundo, completado por un santuario de Mitra. Aquí abajo, se escuchar el sonido del agua que corre: una antigua alcantarilla pasa muy cerca antes de volcar su contenido en el Tíber. 

4. Piazza di Santa Maria Liberatrice 44, Pizzeria Remo

Para ver una pizzería romana en su forma más divertida animada,acercaros a la tierra Testaccio. En una esquina con vistas a un pequeño parque, Remo sirve buenas pizzas planas de estilo romano, con todos los ingredientes clásicos, a una fuerte y apreciativa audiencia. Le bruschette de tomate y albahaca también son excelentes.Para asegurarse una de las codiciadas pocas mesas en el exterior tendrás que llegar temprano, o esperar tu turno, ya que no aceptan reservas.

5. Via San Marcello 19, Antica Birreria Peroni

Esta antigua birrería de estilo romano, donde una multitud de lugareños y turistas se acercan a cenar carbohidratos y platos de carne, regados con cerveza Peroni. Hay cuatro cervezas de barril, incluyendo la Nastro Azzurro. La comida va variando platos de pasta, además de embutidos, carnes, goulash, queso scamorza a la parrilla y ensaladas. Si estás en un apuro a la hora del almuerzo, puedes unirte a los trabajadores locales de oficina que comen de pie en la barra en la entrada. El lugar está abierto toda la tarde, muy práctico si necesitas comer de 15:00-19:00.

6. Via Fanfulla da Lodi 68, Bar Necci dal 1924

Pocos turistas se aventuran en el Pigneto, donde se encuentra este fresco bar-restaurante. Pero merece la pena hacer el esfuerzo. Una vez que llegas a este distrito de viviendas destartaladas intercaladas entre las concurridas carreteras y la Casilina Prenestina, el Pigneto se ha convertido en el Hoxton o el Soho de Roma en la última década más o menos. Y Bar Necci es uno de los responsables de la transformación. El director de cine Pasolini utilizó el lugar para pasar el rato aquí cuando era un bar de copas con mesas de billar.

guía de roma

Ahora es un restaurante moderno con una decoración con temática de los años sesenta, pero no hay sustancia bajo el estilo. La comida se basa en ingredientes frescos de temporada, como en el panicollo (bistec) servido con acelgas y cebolla dulce y amarga. Abierto desde el desayuno hasta la madrugada, se trata de un espacio multi-tarea, donde se puede disfrutar de una comida completa o simplemente parar por una copa con todos los otros inconformistas Pigneto. Y si estás teniendo problemas descifrando el menú, sólo hay que preguntar al chef, Ben. 

7. Via del Casaletto 45, Da Cesare Al Casaletto

Convenientemente cerca del final del tranvía número 8, esta trattoria ha obteniendo muy buenas críticas desde que fue tomada y reformada por el dueño actual Leonardo Vignoli en 2009. A decir verdad , el cambio de imagen es sólo superficial, con toques de color contemporáneo haciendo poco para contrarrestar la iluminación deslumbrante y haciéndose eco de la acústica del gran espacio del comedor.

viajes a roma

Pero la comida, que va desde antipasti personalizados romanos como polpette di bollito (croquetas de carne en salsa de albahaca) a clásicos como abbacchio scottadito (costillas de cordero a la parrilla), regala una excelente calidad precio, una característica compartida por el vino de la casa. Vale la pena escuchar a los especiales del día fuera del menú, que rara vez defraudan.

8. Via Margutta 53, Bottega del Marmoraro

A primera vista, no es fácil notar el pequeño reino de Sandro Fiorentini en la artística Via Margutta. ¿Es una tienda, un taller, o simplemente el estudio de la planta baja de un apasionado coleccionista? En realidad es todo: creada por Sandro padre, esta cueva de las maravillas se dedica a la explotación de mármol en todos sus aspectos (marmoraro significa marmolista en dialecto romano).

viaje a roma

Aunque en estos días la restauración y el aprovisionamiento de materiales antiguos, y esculturas es la actividad principal de Fiorentini. Si estás buscando un regalo original, sin embargo, él también hace una buena línea de pequeñas placas de mármol con lemas humorísticos en latín, italiano y dialecto romano.

9. Via dei Banchi Vecchi 14, Il Goccetto

Para mí, este es el mejor bar de vinos en el centro de Roma. La comida (una variedad de platos gourmet delicatessen en frío) y el ambiente ajetreado del barrio lo hacen único. La decoración en el interior del siglo XV es toda de madera oscura, iluminación tenue, techos de madera y estantes de botellas forradas: un ambiente apropiadamente contemplativo. Por lo general se forma una multitud frente al bar, en la calle, incluso en invierno.

10. Via Nicola Zabaglia 9, Linari

Si deseas ver un bar de barrio romano, acércate a esta cafetería en el barrio de Testaccio, donde hacen sus propios deliciosos cornetti (dulces croissants para el desayuno) y pasteles. Por la mañana, es difícil encontrar un espacio de pie en el mostrador de la barra en forma de herradura, sobre todo los domingos, cuando los creyentes hambrientos se acumulan en el, después de la misa en la iglesia al otro lado de la carretera.


Roma es la Ciudad Eterna por muchos motivos. Estos diez que te he dejado aquí, son algunos de ellos. Y es que la ciudad, nunca se acbaa de descubrir de vacaciones en Roma, y uno necesitaría viajar a Roma toda la eternidad.

Si estás pensando en viajar a Roma y quieres hacer una visita exprés a Roma o una escapadita de fin de semana, nuestro post Qué Ver en Roma en Tres Días te será de mucha utilidad. 



Explota los globos y gana!


No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies