Viaja gratis

Viajar a Roma y comer como un italiano

Consejos Viajes

  

Viajar a Roma y comer como un italiano
Rate this post

Cuando uno se marcha de vacaciones a Roma sabe perfectamente qué visitar en la Ciudad Eterna y, seguramente, qué comer. Las pizzas y la pasta serán los protagonistas de cada mesa, pero, ¿sabemos cuáles son los mejores sitios donde sentarnos? ¿Sabemos cómo comportarnos en una mesa italiana? Para dar respuesta a estas preguntas ha nacido este post de viajar a Roma y comer como un italiano. Y podemos asegurar que te va a sorprender mucho.

Para descubrir los fantásticos sorteos y regalos que ofrecemos en SorteoPremios, no te olvides de visitar nuestra página web para tender la posibilidad de ganar un viaje de 1500€. 

Mejores restaurantes en Roma

‘Todos los caminos llevan a Roma’… y a sus restaurantes. Así que vamos a hacer una breve lista de cuáles son los mejores. No habrá decepciones gastronómicas.

Likeat: Es un local muy pequeño y discreto de la calle  Corso Vittorio Emanuele. Es un restaurante de comida rápida…italiana, lo que lo hace muy útil para viajeros y visitantes. Uno pide su comida y continúa su trayecto si así lo prefiere. Además es realmente barato, unos cinco euros. Lo curioso es que, pese a ser tan pequeño y no estar entre los restaurantes más glamurosos, con el tiempo Likeat se ha hecho bastante famoso, ¡por algo será! ¿No?

¿Quiers saber Qué ver en Roma en tres días? Tenemos el plan perfecto para un fin de semana en Roma.

Viajar a Roma y comer como un italiano

Viajar a Roma y comer como un italiano

Ditirambo: Lo podemos encontrar en la Piazza della Cancelleria y nos encantarán su cocina regional italiana con toques creativos. Para los turistas vegetarianos es un gusto comer en este restaurante porque ofrece maravillosas opciones para ellos.  Pan, pastas y postres caseros y fantásticas tablas de salami y quesos te llevarán a repetir más de un día en el Ditirambo.

Da Cesare: El precio medio de una comida en Da Cesare es de unos 50 o 60 euros, pero sus muchos clientes afirman que sus platos lo valen. Los grandes triunfos de este restaurante son el risotto de pescado y la pasta con estofado. Además de sus carnes, que son de lo mejorcito del país.

Da Enzo: Se encuentra en el romántico barrio de Trastevere. Es tan conocido que casi es mejor reservar la mesa y no arriesgarse a esperar un buen rato o peor, a tener que marcharse sin comer. En Da Enzo presentan unos platos deliciosos y baratos, algo digno de probar en Roma, donde los restaurante más cutres se atreven a sablearnos con la excusa de estar en el centro.

Viajar a Roma y comer como un italiano (2)

 

Il Convivio Troiani: Es un restaurante más bien caro, aunque merece realmente la pena cenar o comer al menos en una ocasión durante nuestras vacaciones. En su cocina se combina a la perfección la gastronomía tradicional italiana con nuevos estilos y toques culinarios. Para acercarnos a degustar auténtico placer a la italiana tendremos que ir a la calle Vicolo dei Soldati.

Además de encontrar los restaurantes que realmente sirven comida italiana, hay más retos para disfrutar al máximo de tu viaje a Roma. Lee sobre las 10 razones por las que todos los viajes a Roma fracasan para evitar trampas y un posible catástrofe. 

Qué no hacer sentados en una mesa italiana

Vale, ya hemos elegido el restaurante y estamos dispuestos a comer como los italianos pero, ¿conocemos bien sus costumbres? Desde aquí podemos apostar a que no tan bien como uno cree. ¿Quieres comprobarlo?  Veamos si sabías algo de esta lista de acciones que no hacer sentados en una mesa italiana:

No pedir capuccino después de comer: A nadie le parece nada de otro mundo pedir un capuccino después de comer, pero es que en Italia ese tipo de café es exclusivo del desayuno.

Nunca afirmes que en Italia solo se come pasta y pizza: Desde luego que es lo que más se ha exportado hacia otros países pero eso no quiere decir que vivan de pasta y pizza únicamente. Con esta idea podemos ofender a algún italiano, así que es mejor ahorrársela.

El tinto de verano no existe: Es una herejía echarle al vino casera o limón, si lo haces es más que posible que te miren como si hubieras perdido el juicio por completo. Un lunático en tierras del César.

 

No al parmesano con los pescados y mariscos: Si nos pedimos un plato de pasta o arroz con pescado o marisco no se te vaya a ocurrir pedir queso para mezclarlo. A ver, vamos a ver… ¿Tú mojas las gambas o las almejas en queso? No, pues lo mismo ocurre con esto.

Pan vs. Pasta: Está muy mal visto comer pan con la pasta. Si no puedes evitarlo es conveniente que disimules, así no quedarás como un panoli extranjero.

Fuera cuchillos con la pasta: Aunque no sabemos muy bien porqué, resulta que cortar la pasta con cuchillo es de mala educación. Por lo que no está demás que lo evitemos… Y por Dios que debemos aprender a comer los espaguetis sin cuchara antes de poner un pie en Roma. Procura ensayar antes de llegar porque no querrás parecer aún más panoli.

La cuestión de la ensalada: Para los italianos la ensalada no es un entrante, sino un acompañamiento.

Kétchup: Echar kétchup a la pasta es un pecado que además está muy, pero que muy mal visto. Lo apropiado sería pedir una auténtica salsa casera de tomate.

Después de estas clases de protocolo culinario ya estamos todos más que listos para irnos a Roma, o a cualquier zona de Italia, a disfrutar no sólo de su cultura, sino también de esa excelente oferta culinaria que no deja de atraer adeptos.



Explota los globos y gana!


No me dejes como si estuviera hablando sola...
¿me dejas un comentario?

Comentarios

Entrada sin comentarios

Nuevo Comentario

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies